Print this page
Explosión en Gotemburgo – Cuatro personas gravemente heridas, dos en riesgo vital El edificio de departamentos del barrio de Annedal, en pleno centro de Gotemburgo. Foto: Omni (la imagen está recortada).

Explosión en Gotemburgo – Cuatro personas gravemente heridas, dos en riesgo vital

Dos personas se encuentran en riesgo vital en un hospital de Gotemburgo. Otras dos fueron dadas de alta de la UCI, pero siguen internadas. 16 personas debieron ser trasladadas al hospital, a raíz de una explosión ocurrida en un edificio de departamentos en pleno centro de Gotemburgo, este martes por la madrugada.

Unas 300 personas fueron evacuadas, con solo lo puesto. Uno de los testigos declaró: “Un vecino que es bombero les gritó a quienes colgaban de los balcones que no saltaran. Menos mal que no lo hicieron”.   

 

 Por: Magazín Latino

 

Faltando dos minutos para las cinco de la madrugada, los vecinos del edificio de departamentos de la calle Över Husargatan, en el centro de Gotemburgo, se despertaron con un fuerte estruendo.

Los vecinos pensaron que se trataba de una fuerte tormenta con rayos y relámpagos, pero constataron, con pánico, que sus hogares rápidamente se llenaban  de humo. Al abrir la puerta de salida, vieron que la humareda era tan densa, que no podían salir el departamento por la puerta de entrada. Entonces huyeron a los balcones, tratando de escapar del humo y de las llamas. Algunos saltaron y resultaron heridos en la caída.

- Este es el estruendo más grande que he escuchado en mi vida. Todo el apartamento vibraba. La cama vibraba, declaró el vecino Lars Hultén al vespertino Expresen.

Agregó que trató de salir al pasillo para ir en ayuda de sus vecinos, pero fue imposible. “No pude salir, porque el humo lo cubría todo. Ni siquiera pude ver la lámpara del techo”. Entonces entró nuevamente a su departamento y salió al balcón, desde donde fue rescatado por los bomberos más tarde.

La noche se llenó de gritos, y cundió el pánico. Los vecinos de los 140 departamentos debieron salir con lo puesto. Otros permanecieron dentro de sus viviendas, choqueados, en tanto que las llamas subían por los pasillos. 

“Te amo”, le escribe en un mensaje de texto la hija de Per Bäcklund, a las 05:15 de la madrugada. Éste se asombra y le responde: “Estás despierta tan temprano?”. Su hija le escribe que el edificio está en llamas y que no sabe si logrará salir.

El padre se dirigió inmediatamente al hogar de la hija, y a la hora siguiente, ésta era evacuada por los bomberos, siendo trasladada al hospital por el humo al que fuera expuesta.

- Ella solo me escribió que había un incendio. Le indicaron que permaneciera en el suelo del apartamento antes de ser evacuada. Cuando estaba fuera, pudo caminar hasta la camilla, después de que la bajaran del edificio, explicó Per Bäcklund a Expressen.

 

Otros vecinos, Christian Henriksson y Janet Stankevicius también evacuados, contaron al diario lo ocurrido. Que luego de un gran estruendo, percibieron un fuerte olor a humo y escucharon gritos y llantos. “Me vestí rápidamente y me encontré con un tremendo alboroto, en el patio”, dijo Christian.

- Era un caos, diría yo. Había un montón de gente que estaban sobresaltadas, que andaban en bata de levantarse y sin zapatos. Personas con niños en los brazos, llorando. Yo diría que era gente en estado de shock que caminaban por ahí, agregó Janet.

Al mismo tiempo, vio buena voluntad. 

La solidaridad entre los vecinos se puso de manifiesto, todos querían ayudarse unos a otros. Muchos preguntaron: “¿Cómo estás? ¿En qué te puedo ayudar? " Fue bonito ver eso, acotó.

 

Por su parte otro vecino, Kristoffer Svedberg, se siente agradecido. En el matutino Dagens Nyheter cuenta que él y su pareja tuvieron suerte.

- Tenemos suerte, a pesar de todo. Varios de nuestro piso fueron llevados en ambulancia. Un hombre que vive en la casa trabaja como bombero, y les gritaba a las personas que estaban colgadas de las barandas del balcón que no saltaran. Menos mal no lo hicieron.

Al igual que los habitantes de los 140 departamentos, no sabe cuando podrán volver a casa. O si en realidad si esto será posible.

- No sabemos que tan dañado está el apartamento. Ojalá sea solo el humo. Pero si lo piensas bien, no tenemos nada de qué quejarnos. Estamos ilesos y muchos amigos nos han ofrecido que podemos dormir donde ellos, agregó.

Su pareja lo había despertado, al sentir el olor a humo.

- Luego escuchamos a la gente correr, en el piso de arriba. Cuando miramos hacia afuera, se nos vino encima el humo negro, y pensamos simplemente "tenemos que salir". Pero no podíamos huir al balcón, y cuando abrimos la puerta se hizo evidente que había prisa.

Entonces, fue al baño a buscar toallas empapadas en agua, que usaron para poder respirar al salir al pasillo.

- Cuando abrimos la puerta, era bastante atemorizador. Estaba completamente negro, no se podía ver la salida. Afortunadamente, solo teníamos que bajar dos pisos. Afuera había muchos gritos y caos. El humo solo se sintió ... no se necesitan muchas bocanadas antes de que uno se desvanezca.

 

La policía, por su parte, sospecha que alguien pueda haber colocado un artefacto explosivo en el inmueble. Sin embargo, no descarta la posibilidad de que se trate de un accidente por una fuga de gas o algo similar. Y los voceros declinan hacer especulaciones antes de los peritajes de rigor.   

No obstante, ha trascendido un dato que puede tener relevancia. En esta dirección vive un policía que ha sido testigo en varios de los juicios relacionados con crímenes de pandillas.

La policía trabaja, por lo tanto, con dos líneas investigativas: una fuga de gas, o una carga explosiva o bomba, depositada en el lugar.   

En la rueda de prensa del martes por la tarde, el portavoz de prensa de la policía, Thomas Fuxborg, anunció que no creen que la explosión haya ocurrido de forma natural:

- Creemos que algo explotó que no tiene causas naturales, dijo.

Luego se constató que no se puede tratar de una fuga de gas.

- El servicio de salvamento dio a conocer que no hay gas en el edificio. Lo que pudo haber explotado es otra cosa y no se ha determinado qué es. Estamos esperando que nuestros técnicos puedan ingresar a la propiedad, explicó Stefan Gustafsson poco antes de las cinco de la tarde.

 


El edificio de departamentos del barrio de Annedal, en pleno centro de Gotemburgo. Foto: Omni (la imagen está recortada).
 

About Author

Related items