Lunes, 06 Diciembre 2021 | Login
Einár iba a testificar en la Corte de Apelaciones de Estocolmo  – fue asesinado a tiros A pesar de su corta edad, Einár alcanzó a publicar cuatro álbumes, y cosechó grandes éxitos. Al mismo tiempo se desenvolvía en un ambiente de criminalidad, lo que al final le pasó la cuenta. Tenía 19 años. Foto: SR.se.

Einár iba a testificar en la Corte de Apelaciones de Estocolmo – fue asesinado a tiros Featured

A una semana del brutal asesinato del rapero sueco Nils “Einár” Grönberg, la Policía aún no logra dilucidar el crimen. Según el peritaje forense, Einár recibió dos impactos de bala, uno en el pecho y otro en el rostro, percutados a un metro y medio de distancia. Prácticamente una ejecución.

- Los políticos han comenzado a despertar, y se toman acciones todo el tiempo. Pero desgraciadamente estamos atrasados en décadas, señaló a Expressen el inspector de la Policía Reine Berglund, en relación con la espiral de violencia con armas de fuego.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Tal vez el brutal asesinato a sangre fría del popular rapero Nils “Einár” Grönberg, el jueves pasado, en la apacible zona residencial de Hammarby Sjöstad, sea un punto de inflexión en Suecia. 

Hasta ese día, los asesinatos entre pandillas rivales era algo que sucedía solamente en los suburbios. Ahora ocurrió en un plácido barrio de edificios de departamentos con grandes ventanales y vista al muelle.

Los vecinos declararon, choqueados, sus experiencias.

Una de ellas, una joven mujer, dijo en el telediario que esa noche la despertaron los balazos. Pensó que eran fuegos artificiales y se acercó a la ventana para verlos. Pero entonces vio a personas correr, en medio de la calle. Después sintió tanto miedo de que alguna bala fuera a traspasar los grandes ventanales de su dormitorio, que pasó toda la noche acostada en el suelo, escondida detrás de su cama.

Al día siguiente del crimen, numerosos jóvenes del sector fueron a depositar flores, a prender velas y dejar mensajes, en el sitio donde Einár perdió la vida. Necesitaban conversar, abrazarse y ahuyentar los malos pensamientos. La gran mayoría de ellos, y los vecinos del sector, no sabían que el conocido artista vivía en el barrio. Einár tenía identidad protegida, porque estaba amenazado de muerte. No obstante, los días anteriores había vuelto a hacer música, y había grabado videos en el lugar, junto a otros jóvenes artistas. 

 


Foto: Pantallazo, SvD.

  

El suceso

A las 22:50 de la tarde del jueves 21 de octubre, la Policía recibe las llamadas de alarma sobre un posible tiroteo en Hammarby sjöstad. Inmediatamente envían un contingente. Al llegar al lugar, los agentes encuentran a un joven hombre herido de gravedad, y comienzan la tarea de reanimación, sin éxito. El joven falleció en el lugar.

A las 00:45, la Policía corrobora que se trata del popular rapero sueco Nils “Einár” Grönberg, de 19 años. Estaba amenazado de muerte y gozaba de identidad protegida.

Einár venía saliendo de un depósito de bicicletas de un edificio, junto a otros dos raperos quienes, según escribe Expressen, tienen conexiones con redes criminales de Järva, en la periferia de Estocolmo.

Eran cerca de las once de la noche, cuando los tres jóvenes se encuentran frente a dos hombres armados con sus rostros cubiertos. De inmediato se dan cuenta de que han ido por Einár. Éste corre por su vida, perseguido por los asesinos que le disparan unas diez veces, en tanto que los amigos huyen rápidamente del lugar.

Finalmente le dan alcance al llegar a un pórtico. Está en un callejón sin salida. Recibe dos disparos: uno en el pecho y otro en el rostro, a un metro y medio de distancia. Prácticamente una ejecución. ¿Motivo? Es lo que la Policía ahora debe dilucidar.

 


Foto: Pantallazo. SR.

 

El artista

Nils Kurt Erik Einar Grönberg, más conocido por su nombre artístico, Einár, era uno de los raperos más famosos de Suecia. Sus temas sumaban millones de streamings en Spotify. Obtuvo dos premios Grammis y lanzó cuatro álbumes, en su corta carrea artística.

Pero no comenzó como otros artistas, que son apoyados por compañías discográficas. Él lo hizo a puro pulso y con mucho talento, publicando sus temas en Instagram, que rápidamente se hicieron virales. Una forma moderna de saltar a la fama y de ganar dinero. Mucho dinero.

Su tema “Katten i trakten” ("El gato del barrio"), fue nombrada canción del año en P3 Guld, en 2019, y ese año fue el artista con más streamings en Suecia. En 2020 obtuvo los Premios Grammy en las categorías "Hip hop del año" y "Principiante del año".

- Yo escribo todo el tiempo. En casa, en el estudio, en la ciudad, en todas partes. Dondequiera que voy, escribo algunas líneas o invento melodías. Y mis canciones me resultan siempre mejor cuando las escribo rápido. "El gato del barrio" y varias de mis mejores canciones las he escrito en veinte minutos, dijo Einár en una entrevista con Dagens Nyheter del otoño de 2019.

 


Foto: Wipipedia. 

 

La explosiva mezcla entre la criminalidad y la música

A diferencia de otros raperos, que provienen de un estrato social donde la precariedad es la norma, Einár se crio en el seno de una familia de clase media y creció en la zona periférica de Enskededalen. Su madre, una galardonada actriz, Lena Nilsson, actriz, su padre propietario de un restaurante.

Desde muy pequeño, Einar mostró un gran talento, a los seis años escribió su primera canción y a los diez su segunda. Pero en la adolescencia comenzó a tener problemas - malas juntas -  y a los 17 años fue dejado a cargo de una institución para jóvenes antisociales. La relación con su madre, aunque parecía ser buena, no estuvo exenta de problemas, como él mismo cuenta en esta entrevista.

Ya desde el tema con el que se dio a conocer, en el género del gánster rap, o “gansta”, la cercanía con la criminalidad es evidente. “El gato del barrio” se la dedicó a un líder de pandilla, su amigo, que había sido recientemente asesinado.

Su producción musical se refiere a la violencia, armas de fuego, de matar o de sucumbir ante las balas. Y todo esto empaquetado como si fuera algo atractivo. “El gato del barrio” tuvo, a poco de ser publicado, 11 millones de reproducciones. Hoy tiene 26 millones.

Los jóvenes lo escuchan.

- Quiero mostrar de dónde vengo. Vengo de Dalen y esa zona me hizo ser quien soy. Allí pasan cosas positivas y allí pasan cosas negativas, hay que mostrarlo todo, dijo Einár a Expressen, en 2019.

Agregó:

- Tienes que dar una imagen y mostrar que esto realmente está sucediendo aquí. Hay armas, hay drogas, hay tiroteos. Es importante, no debes olvidarlo.

Según los jóvenes artistas que están inmersos en este tipo de cultura, o subcultura, se trata de ser “genuino”, “real”.

Vale decir, ser tan duro como lo declaran sus temas musicales. No temerle a la muerte y estar realmente involucrado en la criminalidad. Otros raperos criticaban a Einár por no ser “real”, por no venir de la pobreza, no todos lo aceptaban como uno de ellos.

Pero sus letras son tan violentas y también glorifican la violencia, como lo hacen el resto de los raperos gansta:

"Ella y yo somos como yo y mi Glock [una marca de pistola], nena

No hay otra, nena, esto no para, no".

“Créeme puedo arruinar vidas

Cuando vengo con mi coche asesino”

“Si alguien quiere probar

Recibe pólvora”

"Y mi Glock, te hace agujeros incluso si eres Tyson"

"Baja el tono, venimos con armas

Te enviamos bajo tierra"

 

 
Foto: SounCloud.

 

El secuestro y los premios

A dos semanas de su asesinato, las pesquisas policiales han sido infructíferas, y ningún sospechoso ha sido detenido. A pesar de que la Policía sabe que Ainár vivía bajo amenaza de muerte, y por esta razón gozaba de identidad protegida.

Después de su muerte, algunos periodistas culturales de Suecia han hecho un “mea culpa” por no haber profundizado más en el tema del gánster rap y su relación con las pandillas criminales. Al parecer el fenómeno - hasta ahora - no había concitado su atención. De hecho, Einár lanzó una nueva canción, poco antes de morir, pero no obtuvo ninguna cobertura de parte de la prensa establecida. Tampoco lo necesitaba, las redes hacían la publicidad. Se promocionaba, por ejemplo, en su cuenta de Instagram. 

Pero el tema es actual. Hasta el momento ya son varios los jóvenes que han muerto con balas en el cuerpo producto de la rivalidad entre pandillas. Un fenómeno que se ha arraigado, sobre todo en Estocolmo y en Gotemburgo.

Uno de los pocos periodistas que ha investigado esto es Diamant Salihu (antes de Expressen, ahora de SVT). Él escribió el libro Tills alla dör” (Hasta que mueran todos), basado en su investigación sobre todo de las pandillas Shottaz y Dödspatrullen (el Escuadrón de la Muerte), de Rinkeby, zona periférica de Estocolmo.

Cuando Salihu pregunta al miembro de uno de estos grupos hasta cuándo va a seguir la espiral de violencia, éste le responde: “Hasta que todos mueran”. De ahí el título del libro.

 

Se desconoce si Einár pertenecía a una pandilla, pero se sabe que se juntaba con pandilleros peligrosos. Sea como sea, despertó el odio – o la envidia – de integrantes de peligrosas bandas o de otros artistas, que también son peligrosos.

En abril de 2020, fue secuestrado por miembros de la pandilla Vårbynätverket y el artista Haval Khalil.

Hay indicios de que Einar fue llevado, engañado, por algún "amigo", a un departamento en Vårby, un suburbio de Estocolmo. Allí fue maltratado, humillado, vejado. Se le fotografió con ropas femeninas y los cinco sujetos lo amenazaron con publicar las fotos en las redes, si no pagaba tres millones de coronas. Antes de ponerlo en libertad, le robaron gruesas gargantillas de oro y su reloj Rolex, avaluado en medio millón de coronas.

A pesar de esto, el rapero no quiso hacer una denuncia policial, en el mundo en el que vivía, uno no “se va de lengua”. Pero su madre sí lo hizo, al ver el estado en que quedó su hijo.

- Él se enojó mucho conmigo por eso. Yo le dije que se debe hacer la denuncia cuando ha ocurrido un robo y cosas han desaparecido. Así mi realidad. Él no quería, pero yo lo hice igual”, declaró su madre más tarde.

En abril del año en curso, y gracias a que la Policía francesa logró descifrar el sistema de comunicaciones Encrochat, usado por los miembros de pandillas, se inició el proceso judicial en contra de la pandilla criminal de Vårbynätverket (La Red de Vårby). 30 personas están imputadas de graves delitos, como planear asesinatos, realizar atentados con explosiones, tráfico de drogas, secuestros.

En el proceso judicial fue demostrado que Haval Khalil participó en el secuestro de Einar, y que el famoso rapero Yasyn Mahamoud, había planeado el mismo delito una semana antes, el que no se llegó a concretar. Ambos fueron condenados. El primero a un año y dos meses de prisión, el otro a 10 meses (a éste le quedaba por cumplir cárcel por un fallo anterior, por lo que resultó en un año y medio en total).  

Sin embargo, el hecho de que haya estado en la cárcel no fue impedimento para que Yasin, en marzo del año en curso, recibiera el Premio de la Radio Sueca P3, Guld (el Premio de oro de P3) al mejor artista del año y el premio al mejor artista del hip-hop. Obviamente el rapero no fue a recibir su premio, se encontraba en el calabozo, por sospecha de haber planeado el secuestro de otro rapero.

Durante la Gala Dorada, el premio fue presentado solamente por una voz en off (sin conductor), que comunicó que “Yasin no podía estar presente para recibir sus premios). No se dijo la razón.

La directora del programa, Anna-Karin Larsson, había anteriormente respondido a las críticas por galardonar a una persona acusada de cometer graves delitos afirmando que “tenemos que hacer la diferencia entre la persona y la obra”.

 


Foto: Pantallazo SVT. 

  

Einár había optado por el peligro

El joven rapero no quiso nunca colaborar con la justicia para establecer las culpas sobre su propio secuestro y las vejaciones de las que fue objeto. Se negó a acudir cuando fue llamado a declarar en el juicio oral, y tampoco pensaba participar en el juicio de apelación, que comenzaba la semana siguiente de ser asesinado. Pero se sabía – tal vez la información se haya filtrado - que la Policía lo iría a buscar para que prestara declaración.

La fiscal Anna Stråth dirige el proceso en contra de la red de Vårby, en el Tribunal de Apelaciones de Estocolmo. Y explicó a la prensa:

- [Einár] no quiso participar en nuestra causa. Pero, sobre todo la defensa, ha seguido luchando para que él asista a la audiencia y deje su testimonio. La única diferencia es que ahora sabemos que esto no podrá ser posible. Pero fuera de eso, no hay diferencia en la causa.

A principios de octubre, Einar había sido arrestado por la policía junto a otro rapero famoso y un amigo por su posible participación en el apuñalamiento de un hombre en el restaurante Nosh and Chow, de Stureplan, pleno centro de Estocolmo. Según Aftonbladet, desde ese día tenía un precio sobre su cabeza. 

Anteriormente, y a causa de una revoltosa fiesta nocturna, nuevamente había tenido problemas con la policía. Hay datos que sostienen que en esa ocasión, y cuando iba a ser arrestado, Einár trató de apoderarse del arma de servicio de un policía, lo que dio lugar a que el agente le disparara con una pistola eléctrica.

Poco antes de su muerte había sido detenido por la policía, por exceso de velocidad. El día antes del asesinato, uno de los amigos pandilleros con los cuales había compartido en esos días había sido objeto de un tiroteo. Afortunadamente, nadie resultó herido en esa ocasión.

El tema que lanzó a Einar a la fama, “El gato del barrio”, comienza recordando a un líder de pandilla asesinado hacía poco. Según Einar, éste era su “mentor”.

Este asesinato no ha sido resuelto – son muy pocos los casos que se resuelven - pero la jefa de la investigación, Lisa dos Santos, reaccionó al percatarse de la relación entre Einár y Paki, como se llamaba el hombre asesinado.

- Examinamos este video musical durante la investigación, porque estaba dedicado a él. Y nos llamó la atención, porque este líder de pandilla era conocido, entre otras cosas, por sus métodos despiadados, declaró la fiscal Lisa dos Santos.

 

El comienzo del “Gato del barrio” comienza con el texto: “DESCANSA EN PAZ PAKI”

Lo mismo desean sus miles de fans ahora para Einár: que descanse en paz.

  

Fuentes: DN, SVT, Expressen, Aftonbladet, TV4

 


A pesar de su corta edad, Einár alcanzó a publicar cuatro álbumes, y cosechó grandes éxitos. Al mismo tiempo se desenvolvía en un ambiente de criminalidad, lo que al final le pasó la cuenta.  Tenía 19 años. Foto: SR.se.


Media

About Author

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español