Lunes, 27 Septiembre 2021 | Login
Líder de SSU: "Por decirlo suave, estoy furioso" Philip Botström, en una entrevista con SVT. Foto: Marisol Aliaga.

Líder de SSU: "Por decirlo suave, estoy furioso"

El presidente de las Juventudes Socialdemócratas, Philip Botström, instó a varios líderes del distrito de Skåne a dejar la organización. Esto debido a declaraciones antisemitas, homofóbicas y misóginas, como han informado los medios.

El jueves, Botström declaró que esto ha debilitado la confianza en la SSU, y que había instado a varios representantes de las juventudes a abandonar la organización. “Estas personas no tienen nada que hacer en las Juventudes Socialdemócratas”, subrayó.

 

 Por: Magazín Latino

 

Ha ocurrido antes en el Partido Verde (MP) y del Centro ( C), entre otros. Ahora parece ser el turno de las Juventudes Socialdemócratas, SSU: el tener representantes que al parecer no comparten los valores fundamentales de la organización.

 

Según el vespertino Expressen, el medio que comenzó esta investigación, el distrito de Skåne, de la SSU, es dirigido desde hace años por una falange fundamentalista.

 

Expressen afirma que la Socialdemocracia habría tenido conocimiento desde hacía tiempo, de que algo no funcionaba bien, pero que no habría hecho nada para remediarlo.

 

Sin embargo, ahora que prácticamente todos los medios nacionales se han hecho eco de la investigación del vespertino, el comité ejecutivo de las SSU decidió tomar cartas en el asunto. Y nombró un grupo de trabajo que dispone de tres semanas para solucionar el caso.

 

El único problema es que quien dirigirá este grupo de trabajo es uno de quienes – según Expressen - ha sido acusado de comportamiento poco democrático: el presidente del distrito de Skåne, Mansour Ahmed.

 

No obstante, Mansour Ahmed se defendió de las críticas, y declaró al matutino Dagens Nyheter que “actuará personalmente y con contundencia”.

 

“Es totalmente inaceptable que se les de espacio en la organización a personas que expresan y poseen valores que van en contra de nuestros principios fundamentales. Estas personas deben dejar de inmediato la organización”, expresó Ahmed en una declaración escrita a DN.

 

Según Expressen, una falange extremista habría dirigido desde hace años el distrito de Skåne. Pero según el comité ejecutivo de las SSU, el problema se reduce a tres personas:

 

El ex presidente del distrito, Rizwan Elahi, representa el Movimiento Ahmadía del islam y pertenece a una mezquita que ha hecho declaraciones homofóbicas. Su imam dijo a unos escolares que estaban de visita: “los cerdos son homosexuales” y “las personas que no rezan cinco veces al día son castigadas por Dios”.   

 

Rizwan Elahi, por su parte, ha afirmado que el ateísmo en una idea inmoral.

- El islam es el remedio universal para todos los sufrimientos de la humanidad, para las enfermedades y los problemas que existen hoy, declaró, y subrayó que el “tabligh”, la difusión de la doctrina islámica, es obligatorio.

 

Ahora, en declaraciones a la prensa, Elahi declaró que estas afirmaciones estaban “sacadas de contexto” y negó la existencia de falanges en el distrito. Fue expulsado de la Socialdemocracia.

 

La segunda persona implicada es la vicepresidenta del distrito de Skåne, quien realizó una práctica en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Egipto, país que está bajo una dictadura militar.

 

El tercero fue expulsado por haber hecho declaraciones antisemitas en las redes sociales. Éste optó por permanecer en el ayuntamiento.

 

El líder de las Juventudes Socialdemócratas, SSU, Philip Botström, ha explicado a la prensa que se han tomado las medidas necesarias para aclarar la situación.

- SSU Skåne deberá reportar, en un plazo de tres semanas, al comité ejecutivo sobre el plan de acción a seguir, y de cómo va a recuperar la confianza perdida. De lo contrario les retiraremos todos los fondos, lo que en la práctica significa que no podrán seguir funcionando, dijo a DN.

 

Ante la pregunta de Dagens Nyheter, de si SSU Skåne había sido tomada por una falange islamista con valores sesgados, respondió:

- No, eso no es correcto en absoluto. Estos son individuos cuyos valores no están en línea con los de SSU. Pero es lo suficientemente serio como para que yo actúe. Si tengo conocimiento de que hay más miembros o representantes que se han expresado en forma antisemita o que representan una organización racista, homofóbica o sexista – esas personas no tienen nada que hacer en la SSU. Se tienen que ir.

 

Y agregó, respecto a cómo se sentía ante esta situación:

- Por decirlo suavemente, estoy furioso. Los valores y el compromiso que han surgido no son compatibles con la Socialdemocracia, ni con nuestros valores en la SSU. Tenemos requisitos muy altos para ser miembro de la SSU, y requisitos aún más altos para ser líder. Nunca miraré para el lado ante la homofobia, el racismo, el extremismo religioso o cualquier otra cosa que no esté en línea con nuestros principios.

 


Philip Botström, en una entrevista con SVT. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

About Author

Related items

  • Stefan Löfven anunció su dimisión: ”Lo mejor para el partido”

    Al finalizar su discurso de verano el domingo en Åkersberga, el primer ministro sueco, Stefan Löfven, anunció su dimisión.

    - No seré yo quien dirija a la Socialdemocracia en la campaña electoral del próximo año, afirmó, ante la asombrada audiencia.

    Y las especulaciones de quien lo sucedería en el cargo comenzaron de inmediato. Magdalena Andersson, ministra de finanzas se perfila como favorita para sucederle en el cargo.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    ”Det är inte lätt men det är rätt”, dijo el premier sueco ante la pregunta del porqué anunciaba su dimisión. En castellano no rima, pero la traducción es: “No es fácil, pero es lo correcto”.

    - No seré yo quien dirija la campaña electoral de la Socialdemocracia el próximo año, declaró Stefan Löfven, en el marco de su discurso de verano en la localidad de Åkersberga, el domingo por la mañana.

    El anuncio sorprendió a todos, solo sus más cercanos sabían lo que se venía.

    De esta manera, Stefan Löfven pone fin a diez años como líder de la Socialdemocracia y a siete como primer ministro.

    Hasta hace solo un mes atrás, había asegurado que seguiría a cargo de ambos cargos, pero ahora comunicó que iba a presentar su carta de renuncia al presidente del parlamento en el marco del Congreso de los socialdemócratas, en noviembre del año en curso.

    - Yo creo que es lo mejor para el partido. Cuando arranque la campaña electoral el próximo año, tendremos un/a presidente/a del partido que podrá serlo durante mucho tiempo más y, por lo tanto, también ser también primer/a ministro/a durante mucho tiempo, dijo.

    De esta forma, explicó Löfven, los electores conocerán con bastante antelación quien será el/la presidente/a del partido, al mismo tiempo que éste tendrá tiempo para sentirse cómodo/a en su rol de líder del partido y tal vez primer ministro (o ministra del país).

    El tema del género saltó de inmediato a la palestra. Porque a la Socialdemocracia se le está poniendo cada vez más difícil sostener que es un partido – y un gobierno – feminista. A lo largo de su larga historia, han tenido una sola presidenta: Mona Sahlin. Y Suecia nunca ha tenido una primera ministra – a diferencia de sus vecinos nórdicos, que son todos gobernados por mujeres.

    De este modo, la persona que está más cercana a suceder en el cargo a Stefan Löfven es su ministra de Finanzas, su “heredera”, o “princesa”, Magdalena Andersson. Méritos no le faltan y ha navegado en las turbulentas aguas de los últimos tiempos, llevando las riendas de la economía sueca con austeridad y precaución. 

    La pregunta es si ella está dispuesta.

    Magdalena Andersson pertenece también al flanco de la derecha, de la Socialdemocracia, por lo tanto su elección sería una continuación de la línea de Löfven, quien, para continuar en el cargo, en 2019, pactó con el partido Liberal y el del Centro, en el llamado "pacto de enero". Con esto cumplió algo que tenía en la mira desde hace tiempo: romper la política de bloques.

    - La política de bloques es idiotizante, ha dicho Löfven.

    No obstante, no es seguro de que esto haya sido lo mejor para el partido. El gobernar con políticas de derechas ha causado un gran descontento dentro de las bases, y el conglomerado socialdemócrata ha tenido cada vez menos apoyo del electorado.

    Stefan Löfven ha logrado mantenerse en el cargo, pero ha sido sometido a votación en la cámara en tres ocasiones. Con esto se ha adjudicado el mote de “malabarista de la política”, y no pasará a la historia como un gran líder.

    También se ha especulado acerca de las razones de su repentina dimisión. Con su salida, Löfven se evitará llevar a puerto la proposición de presupuesto, a finales de año. Algo que se ve sumamente difícil, puesto que una vez más, ni el partido de Izquierda ni el del Centro piensan dar su brazo a torcer y abandonar sus demandas. Y si la cámara no aprueba el presupuesto, el gobierno cae.

    También se evitará responder por el informe final de la Comisión Corona. (El informe de la primera parte resultó en una dura crítica al gobierno, por la gestión de la pandemia).

    Esto se lo deja “de regalo” a su sucesora.

    Y sucesora, porque la posibilidad de que una mujer lo suceda en el cargo se ve como lo más probable, de no ser así, difícilmente podrán seguir afirmando ser el primer gobierno feminista del mundo.

    En caso de que la Socialdemocracia gane las elecciones de septiembre de 2022, Suecia tendría por primera vez en la historia una primera ministra.


    Stefan Löfven anunció su dimisión en su discurso de verano, en la localidad de Åkersberga. Foto:Omni. 

     

  • Ultimátum de Dadgostar a Löfven: “El gobierno tiene 48 horas para decidirse”

    Este jueves a las 10:00 se vence el plazo estipulado por la líder del partido de Izquierda, Nooshi Dadgostar al gobierno de Stefan Löfven, con relación a la propuesta sobre marknadshyror. La exigencia de Dadgostar es que el gobierno deponga la propuesta sobre alquileres regulados por el mercado o, en su defecto, que inicie negociaciones con la Asociación de Inquilinos. De no ser así, el partido de Izquierda amenaza con iniciar una moción de censura, en otras palabras: tratar de derrocar al gobierno.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Tantas veces va el cantarillo a la fuente [...] (El Quijote II 30).

    Al parecer la paciencia del partido de Izquierda se ha colmado. La administración del socialdemócrata (S) Stefan Löfven ha llevado a cabo políticas no pocas veces más de derecha que la misma derecha. El ejemplo más emblemático fue la abolición del värnskatt, últimamente la demolición del LAS, y ahora, que el mercado regule los alquileres en las construcciones nuevas – que más tarde devendrá en que las regule también en todos los alquileres – como advierte el partido de Izquierda. Incluso lo admitió el partido del Centro (Center) que fue el que exigiera esta modalidad, a cambio de permitir que Stefan Löfven asumiera como primer ministro en su segundo mandato, en 2019.

    Ahora llegó el momento de saldar esas cuentas pendientes y de ahí que el gobierno presentara la propuesta sobre los alquileres regulados por el mercado. O, mejor dicho, un “utredning” (investigación) que más tarde resultaría en una nueva regulación que entrará en vigor dentro de un año.

    Esta fue una de las exigencias de la líder del partido del Centro, Annie Lööf, que es quien más ha abogado porque sea el libre mercado quien regule los alquileres.

    Stefan Löfven se defiende diciendo que solamente aplicará para las nuevas construcciones. Pero ¿podemos confiar en el mercado?

    Durante la rueda de prensa del martes por la mañana, Nooshi Dadgostar enfatizó que el proyecto de ley sobre cambios en la legislación de alquileres genera una mayor inseguridad para los inquilinos y que, en cambio, beneficia a los propietarios.

    La académica Irene Molina es de la misma opinión. Ver entrevista.

    En el debate en el Parlamento sobre el tema, cuando se presentó la propuesta de ley, Dadgostar exclamó:

    - Pero Dios mío, el primer ministro no quiere hablar conmigo, ¡no quiere negociar conmigo! ¿Cómo puede el partido Socialdemócrata aceptar estas propuestas extremas del partido del Centro? Ni siquiera Fredrik Reinfeldt (ex primer ministro, conservador (M)) aceptó estas proposiciones.

    Agregó que su partido había obtenido el mote de ser el “felpudo del gobierno”, pero que ya “no lo iban a ser más”.

    Lo que pasó después del debate fue bastante curioso. Nooshi Dadgostar comentó a la prensa que Stefan Löfven tenía agendada una reunión con ella al día siguiente, en la que discutirían el tema. No obstante, el staff de Löfven desmintió que existiera este punto en la agenda del PM.

    Al parecer el encuentro sí estaba agendado.

    Pero en vista de que el encuentro nunca se llevó a cabo, Dadgostar llamó a una rueda de prensa el martes por la mañana, en la cual comunicó que el gobierno tenía 48 horas para actuar:

    - Le damos al gobierno dos alternativas: la primera es abstenerse de cambiar la legislación. La segunda opción es que el gobierno comience inmediatamente nuevas negociaciones con la Asociación de Inquilinos. Esas negociaciones deben estar listas para la apertura del Riksdag y deben ser aceptadas por la Asociación de Inquilinos.

    Si el partido de Izquierda no recibe respuesta, levantará una moción de censura, para destituir al gobierno.

    - Si no aceptan ninguna de las alternativas, no tenemos confianza en este gobierno. Entonces el Partido de Izquierda no forma parte de la base del gobierno y, si se levanta una moción de censura, Löfven será derrocado, dijo Dadgostar.

    No es la primera vez que su partido amenaza con esto, Jonas Sjöstedt, su antecesor, lo hizo unas cuantas veces, antes de dimitir.

    Es por esto que no pocos desconfían de que Dadgostar vaya a llevar a cabo sus amenazas. La líder de los democratacristianos, Ebba Busch, reaccionó con sorna ante las declaraciones de ella:

    - Si quiere un apoyo, solo le basta llamar a Jimmie Åkesson, dijo.

    Y el líder de los conservadores, Ulf Kristersson, dijo que “no pensaba ayudar al partido de Izquierda”.  

    Ambos, los democratacristianos y los conservadores (moderaterna) apoyan el sistema de marknadshyror.

    La derecha apoya siempre al capital.

    Y, faltando un año para las próximas elecciones, ninguno de los dos tiene ganas de derrocar al primer ministro, por el miedo a que sus votantes los acusen de provocar caos y desestabilizar el panorama político nacional.

    De modo que al partido de Izquierda le quedaría solamente una salida, para levantar una moción de censura: pedir el apoyo de los Demócratas de Suecia, SD. Pero, como ellos son sus enemigos encarnizados, no van a tomar contacto con Jimmie Åkesson.

    Aunque durante la tarde del miércoles se supo que, si Demócratas de Suecia toman la iniciativa de derrocar a Stefan Löfven, el partido de Izquierda los apoyaría.

    Y de repente, la pelota está en el tejado de Åkesson.

    Queda por ver qué comunica Nooshi Dadgostar este jueves, pasadas las diez de la mañana.

      

    Más datos:

    Al menos 35 miembros deben firmar una declaración de censura contra el gobierno, para poder ir a votación.

    Para que un ministro o gobierno sea depuesto, al menos 175 de los 349 miembros del Riksdag deben votar a favor.

     


    La presidenta del partido de Izquierda, Nooshi Dadgostar, en la rueda de prensa del martes por la mañana. Foto: Pantallazo SVT.

  • El Parlamento pasó a llevar al gobierno – quiere que se investiguen las adopciones internacionales

    En Chile se está llevando a cabo una investigación sobre el tema de los niños secuestrados contra la voluntad de las madres y las familias, y que fueron dados en adopción a distintos países. Parlamentarios suecos consideran que Suecia también debería hacerse cargo.

    El gobierno debe investigar las adopciones internacionales lo antes posible. Una oposición unida resolvió esto el martes en el Parlamento sueco (Riksdagen).

     

     Fuente: DN. 15 junio 2021. Traducción: Magazín Latino

      

    La resolución se tomó a raíz de una iniciativa en el Comité de Asuntos Sociales: el gobierno debería investigar lo antes posible cómo las autoridades suecas y las organizaciones de adopción han tratado las adopciones internacionales en Suecia, entre otros países desde Chile, desde mediados de la década de 1900 hasta la actualidad.

     

    Después de la serie de artículos del matutino Dagens Nyheter "Niños a cualquier precio", la ministra de Asuntos Sociales, Lena Hallengren (S), dijo que tiene la intención de iniciar una revisión de los procesos de adopción en Suecia desde los años sesenta hasta los noventa.

     

    El líder del partido conservador, Moderaterna (M),  Ulf Kristersson fue más allá, y exigió un "libro blanco" sobre las adopciones internacionales en Suecia.

     

    La serie de artículos de DN investiga los delitos a raíz de las adopciones y destaca, entre otras cosas, sospechas concretas de irregularidades en la mayoría de los principales países de los cuales Suecia ha adoptado niños y niñas.

     

    Sin embargo, las demandas de una investigación sobre las adopciones internacionales de Chile se habían planteado ya en 2018, luego de que medios chilenos, junto con la televisión estatal sueca, SVT, revelaran que cientos de niños chilenos podrían haber sido robados de sus familias y dados en adopción en Suecia.

     

    Con el apoyo de personas adoptadas desde Chile, Jon Thorbjörnson (del partido de Izquierda, V) ha levantado el tema varias veces en el Riksdag. Además, los miembros del partido del Centro (C) y Demócratas de Suecia (SD) también han dirigido preguntas formales a la ministra de Asuntos Sociales.

     

    El martes, los partidos de oposición V, SD, M, KD, L y C votaron a favor de la propuesta [de comenzar desde ya una investigación].

     

    Según el Parlamento, una investigación "también debería tener un impacto sobre cómo se lleva a cabo el trabajo con las adopciones internacionales en el futuro".

     

    El partido de la Socialdemocracia (S) y el partido Verde (MP) se abstuvieron a la resolución, alegando que el gobierno está trabajando actualmente en una directiva para una investigación - y quiere esperar hasta que se redacte esta.

     


    Imagen de archivo del Parlamento sueco, Riksdagen. Foto: Riksdagen.se.

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español