Miércoles, 26 Enero 2022 | Login

Esta semana, la presidenta del Partido de Izquierda, Nooshi Dadgostar, declaró que se requieren nuevas negociaciones para apoyar a Magdalena Andersson como nueva primera ministra. Ahora responde Andersson.

- O me acepta como primera ministra, o acepta a Ulf Kristersson, dice Magdalena Andersson en una entrevista con SVT Forum el sábado.

 

 Fuente: SVT. 6 de noviembre de 2021

 

El Partido de Izquierda declaró a principios de esta semana que los socialdemócratas deben ofrecerles algo si quieren que Magdalena Andersson sea votada como primera ministra. Pero cuando se le pregunta a la nueva líder de la Socialdemocracia, ella no parece estar muy preocupada.

- Han pasado solo 17 semanas desde que el Partido de Izquierda aceptó a un primer ministro socialdemócrata, y la distribución de escaños sigue siendo la misma, dice Magdalena Andersson, en entrevista con SVT Forum.

- El Partido de Izquierda tiene dos alternativas. O me aceptan como primera ministra, o aceptan a Ulf Kristersson, quien entonces lideraría el gobierno más conservador que jamás haya tenido Suecia.

 

Las - un problema

Al mismo tiempo, Magdalena Andersson dice que, por supuesto, hablará con Dadgostar. Sin embargo, mantiene su posición frente a la gran disputa entre el Partido Socialdemócrata y el Partido de Izquierda: la Ley de Protección del Empleo, Las.

El Partido de Izquierda ha exigido anteriormente que los cambios previstos en Las se pospongan hasta el próximo mandato, a lo que Stefan Löfven se ha negado.

Y Magdalena Andersson parece estar en la misma línea.

- Ahí las partes tienen un acuerdo, y hay un apoyo muy amplio en el Riksdag. Yo considero que esto se hará realidad ya sea conmigo como primera ministra, o con Ulf Kristersson como primer ministro.

 

Incierto apoyo del Partido del Centro

Además del apoyo del Partido de Izquierda en la próxima votación de primer ministro de Suecia, Magdalena Andersson necesita el apoyo del Partido del Centro, que también ha presentado demandas para seguir apoyando al gobierno de la Socialdemocracia y del Partido Verde.  

Se trata, entre otras demandas, de la protección de zonas costeras - y tampoco en este tema han logrado llegar a un acuerdo. 

 


"Por supuesto que llamaré a Nooshi Dadgostar" - Magdalena Andersson (S) sobre la colaboración con el Partido de Izquierda. Foto: Pantallazo Svt.se.

 

Published in Política

Con un acotado margen el Parlamento sueco aceptó – por tercera vez – a Stefan Löfven (S) como primer ministro, luego de haber sido depuesto de su cargo, hace dos semanas atrás.

- El Riksdag me ha dado la confianza para seguir liderando Suecia. Es una gran confianza. Asumo la tarea con determinación y respeto, dijo Löfven.

El viernes presentará su nuevo gabinete, y se reunirá - según la tradición - con el rey.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

El malabarista de la política sueca, se le ha llamado últimamente al premier sueco, quien, como un mono porfiado o un gato de nueve vidas, vuelve a pararse, después de recibir un porrazo.

Hace dos semanas atrás, el Riksdagen votó en su contra, fue depuesto de su cargo como primer ministro, y pasó a dirigir un gobierno de transición.  

 

Ahora, 7 de julio de 202, vuelve como primer ministro de Suecia, pero no en gloria y majestad, sino más bien con una votación muy acotada a su favor, en la Cámara.

- El Riksdag me ha dado la confianza para seguir liderando Suecia. Es una gran confianza. Asumo la tarea con determinación y respeto, dijo Löfven, luego de la votación.

 

116 de los 349 diputados del Riksdagen votaron “verde” vale decir, a favor de que Stefan Löfven volviera a tomar las riendas del país. 173 diputados votaron “rojo” (en contra) y 60 “amarillo” (se abstuvieron). Estas abstenciones, del partido del Centro y del partido de Izquierda fueron las que aseguraron el retorno del presidente de la Socialdemocracia como líder del país. 

 

En Suecia rige el “parlamentarismo negativo”, vale decir que no importa cuántos votos se tengan a favor, lo importante es no tener más de la mitad de los diputados en contra. El límite son 175 mandatos, Löfven obtuvo 173, en contra.

 

La diputada independiente (anteriormente de Izquierda) Amineh Kakabaveh llegó a un acuerdo con la Socialdemocracia, exigiendo medidas en lo referente a crímenes por honor y a ganancias en el sistema de bienestar. Y votó en línea con su ex partido: se abstuvo.

 

Las discordias dentro del partido Liberal (L) se hicieron evidentes en esta votación, puesto que la diputada Nina Lundström votó en contra de la línea de su partido (que votó en contra) y, en cambio, se abstuvo.

"Antes de las elecciones de 2018, el partido Liberal prometió no cooperar ni gobernar con el apoyo de los Demócratas de Suecia", escribe Lundström en Dagens Nyheter, afirmando que solo respeta lo que su partido prometiera. 

 

Como todos saben, la líder del partido Liberal, Nyamko Sabuni, “cambió de equipo”. Luego de que se los Demócratas de Suecia levantaran una moción de censura contra el PM sueco, declaró que el Acuerdo de enero se disolvía, y se unió a los partidos de oposición (de derecha), los conservadores (M), los Democratacristianos (KD) y los Demócratas de Suecia (SD). La cúpula del partido aceptó la decisión de Sabuni, pero, dentro de las bases, la polémica continua. La agrupación Liberal está profundamente fragmentada, y según los sondeos de intención de voto, también se encuentra debajo del 4 por ciento.  

 

En su discurso de aceptación, Stefan Löfven criticó a los partidos que hace dos semanas atrás votaron en su contra, en la moción de censura presentada por los Demócratas de Suecia, luego de que el partido de Izquierda le retirara su apoyo:

- Ha sido un periodo político distinto. Puedo constatar que el líder de la derecha-conservativa de oposición eligió derrocar al gobierno sin tener un plan propio de cómo gobernar o dirigir el país. Y luego de dos días de intentar buscar apoyo a su propia alternativa de gobierno, tiró la toalla.

Al mismo tiempo que no aclaró cómo él mismo va a asegurar que el Riksdagen acepte su presupuesto, en septiembre, a vuelta de vacaciones. Hasta el momento las posiciones están totalmente trabadas entre los partidos de los cuales depende. El partido del Centro aceptó "tolerar" este nuevo mandato con la condición de tre puntos, sin embargo, el partido Verde - que forma parte de la coalición de gobierno - se opone fehacientemente a, al menos, dos de estos, a los concernientes el derecho a playas y al de poseer bosques.

Fuera de esto, Annie Lööf ( C) se opone a que Löfven negocie el presupuesto con el partido de Izquierda. "Le han prohibido al primer ministro que hable con nosotros", dijo Nooshi Dadgostar a SVT, este miércoles.

 


La líder del partido de Izquierda, Nooshi Dadgostar. Foto: Pantallazo Svt.se. 

 

Tanto el partido del Centro como el de Izquierda van a presentar sus propios presupuestos, lo que significa que la derecha podría ganar la votación del presupuesto, este otoño. En este caso, Stefan Löfven tendría dos alternativas: gobernar con el presupuesto de la oposición (de derecha), o dimitir. 

Ha asegurado que optará por la segunda opción. En este caso, estaríamos entonces frente a la misma situación de los últimos días, con la diferencia de que ya una elección extraordinaria no sería viable. 

Löfven reconoció estar consciente de que la situación en el Parlamento sueco es sumamente complicada, "las fuerzas están muy equiparadas", dijo. Pero agregó, en tono distendido, frente a la prensa, que, después los resultados de la votación del miércoles, “tal vez también Uds., los periodistas, podrán tomarse unas merecidas vacaciones”.

"Den dagen, den sorgen", reza un dicho sueco. Más o menos: "Cada día tiene su afán".

 


El nuevamente elegido primer ministro sueco, Stefan Löfven, en la rueda de prensa del miércoles. Foto: Pantallazo SVT. 

 

Published in Política
Lunes, 28 Junio 2021 16:12

Stefan Löfven presentó su dimisión

“La decisión política más difícil que he tomado”, dijo el primer ministro sueco, luego de comunicar su dimisión, este lunes. Sostuvo que, debido a la crisis sanitaria por la pandemia, “el llamar a elecciones extraordinarias no es lo más conveniente para el país”.

Y culpó al Partido de Izquierda de la crisis política, por “aliarse con conservadores de derecha sin tener una alternativa en común” a lo cual el partido respondió, en Twitter: “Los únicos con quienes nos hemos aliado son los inquilinos”.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Tenía plazo hasta la medianoche del lunes, para comunicar su decisión, pero a la 10:15 horas de la mañana, en rueda de prensa telemática, Stefan Löfven comunicó al país que había presentado su renuncia al presidente del Parlamento sueco, Andreas Norlén.

Sobre Norlén  recae ahora la responsabilidad de llamar a rondas de consultas, para investigar qué alternativa de gobierno tiene el apoyo mayoritario en el Riksdag. Y, como en realidad el Parlamento ya se encuentra de vacaciones, el presidente de este ya anunció que “hará el proceso lo más rápido posible”. 

A las 10:00 de la mañana del martes está citado Stefan Löfven, a las 10:30 el líder de los conservadores, Ulf Kristersson, y así, sucesivamente, del más grande al más pequeño (que es el socio del gobierno de Löfven: el Partido Verde (MP).

La idea es que de estas reuniones – que al final, la vez anterior terminaron siendo tediosas para todos – Norlén presente a un nuevo candidato para que asuma la gobernanza del país. Como la vez anterior, tiene cuatro posibilidades.

De fallar las cuatro, Norlén llamará a elecciones extraordinarias, que seguramente se realizarían en septiembre.

Y en las cuales dos partidos corren el riesgo de quedar fuera del Parlamento: El Partido Verde (MP) y el Partido Liberal (L).

En general a ningún partido – a excepción de los Demócratas de Suecia – le atrae la idea de que el pueblo vaya a las urnas. Y tanto los comentadores políticos como los líderes de partidos aseguran que no es algo que el pueblo quiera. Pero se olvidan de preguntarle al pueblo. Muchos opinan que unas elecciones – con la pandemia y todo – “revolvería un poco la olla” y limpiaría el aire.

 

Durante la rueda de prensa en la cual comunicó su renuncia, Stefan Löfven comenzó con una larga lista de logros de su gobierno – desde su perspectiva.

Luego dijo que elecciones extraordinarias no eran una opción:

- Faltando un año para las elecciones ordinarias y dada la extraordinaria situación en la que se encuentra el país, con una pandemia en curso, y los especiales desafíos que conllevaría, una elección extra no es lo mejor para el país.

Y comunicó su dimisión:

- He presentado mi renuncia como primer ministro al presidente del Parlamento. Partiendo con esto, el presidente puede ahora comenzar el trabajo de proponer un primer ministro que sea tolerado por el Riksdag. El gobierno continúa gobernando el país por el momento, ahora como un gobierno de transición.

También dirigió una fuerte crítica – o ataque – al Partido de Izquierda, quien, según él, ocasionó la crisis política:

- No hay duda de que la actuación del Partido de Izquierda y su voluntad de formar una mayoría transitoria con los conservadores de derecha ha resultado en la difícil situación política actual. Destituyeron al gobierno sin tener una alternativa de gobierno común, dijo Löfven, sin nombrar ni una sola vez el motivo de la discordia: el punto 44 de la lista que firmara en 2019, y que le permitió seguir estando en su cargo, luego de los estrechos resultados de las votaciones.

Stefan Löfven no se refirió al hecho de que, al formar la coalición con el partido Verde – después de las elecciones de 2018 – se comprometió a cumplir los 73 puntos de la lista que los Liberales y el Centro le presentaron, a cambio de que “le dieran la pasada en el Parlamento”.

Dos de esos puntos constituían una bomba de tiempo, puesto que el Partido de Izquierda le dio su apoyo pero con la condición de que dos puntos – el sobre los derechos laborales y el sobre la regulación en los precios de alquileres – nunca se llevaran a cabo.

El punto sobre los derechos laborales se resolvió a duras penas y luego de interminables negociaciones entre la patronal y los sindicatos, que no quedaron conformes del todo. 

El punto 44, de que los propietarios regulen los precios de los alquileres de construcciones nuevas (que más adelante incluiría todos los arriendos) fue el límite que el Partido de Izquierda no podía dejar pasar.

Vale decir, la Izquierda solamente cumplió su promesa. Stefan Löfven sabía muy bien que esto podía suceder, y el culpar a Nooshi Dadgostar, no fue muy bien recibido. Se ganó críticas incluso dentro de sus mismos correligionarios.

¿Por qué? Porque Löfven necesita – una vez más - los votos del Partido de Izquierda, si quiere ser investido una vez más en su cargo. Hoy dijo que estaba dispuesto a "ponerle el hombro a la responsabilidad de conducir el país".

Y no se ataca a quien se necesita.

Por otra parte, la idea de que las elecciones extraordinarias no se lleven a cabo por motivo de la pandemia fue difícil de creer, tanto por la opinión pública, como por los analistas. Porque Stefan Löfven tiene más chance de ser elegido nuevamente primer ministro sueco luego de una votación en el Parlamento. Las urnas puede ser una jugada peligrosa, sobre todo cuando su socio de gobierno puede quedar fuera del Parlamento (en las últimas sondeos de intención de voto, el Partido Verde recibe menos del 4 por ciento).

Incluso y a pesar de que la votación en el Parlamento puede depender de un par de diputados independientes (vildar), que no se puede asegurar cómo van a votar, por lo tanto, puede ser el azar quien decida. 

 


El primer ministro sueco - ahora en gobierno de transición, Stefan Löfven. Foto: pantallazo regeringen.se.

 

Published in Política

En Chile se está llevando a cabo una investigación sobre el tema de los niños secuestrados contra la voluntad de las madres y las familias, y que fueron dados en adopción a distintos países. Parlamentarios suecos consideran que Suecia también debería hacerse cargo.

El gobierno debe investigar las adopciones internacionales lo antes posible. Una oposición unida resolvió esto el martes en el Parlamento sueco (Riksdagen).

 

 Fuente: DN. 15 junio 2021. Traducción: Magazín Latino

  

La resolución se tomó a raíz de una iniciativa en el Comité de Asuntos Sociales: el gobierno debería investigar lo antes posible cómo las autoridades suecas y las organizaciones de adopción han tratado las adopciones internacionales en Suecia, entre otros países desde Chile, desde mediados de la década de 1900 hasta la actualidad.

 

Después de la serie de artículos del matutino Dagens Nyheter "Niños a cualquier precio", la ministra de Asuntos Sociales, Lena Hallengren (S), dijo que tiene la intención de iniciar una revisión de los procesos de adopción en Suecia desde los años sesenta hasta los noventa.

 

El líder del partido conservador, Moderaterna (M),  Ulf Kristersson fue más allá, y exigió un "libro blanco" sobre las adopciones internacionales en Suecia.

 

La serie de artículos de DN investiga los delitos a raíz de las adopciones y destaca, entre otras cosas, sospechas concretas de irregularidades en la mayoría de los principales países de los cuales Suecia ha adoptado niños y niñas.

 

Sin embargo, las demandas de una investigación sobre las adopciones internacionales de Chile se habían planteado ya en 2018, luego de que medios chilenos, junto con la televisión estatal sueca, SVT, revelaran que cientos de niños chilenos podrían haber sido robados de sus familias y dados en adopción en Suecia.

 

Con el apoyo de personas adoptadas desde Chile, Jon Thorbjörnson (del partido de Izquierda, V) ha levantado el tema varias veces en el Riksdag. Además, los miembros del partido del Centro (C) y Demócratas de Suecia (SD) también han dirigido preguntas formales a la ministra de Asuntos Sociales.

 

El martes, los partidos de oposición V, SD, M, KD, L y C votaron a favor de la propuesta [de comenzar desde ya una investigación].

 

Según el Parlamento, una investigación "también debería tener un impacto sobre cómo se lleva a cabo el trabajo con las adopciones internacionales en el futuro".

 

El partido de la Socialdemocracia (S) y el partido Verde (MP) se abstuvieron a la resolución, alegando que el gobierno está trabajando actualmente en una directiva para una investigación - y quiere esperar hasta que se redacte esta.

 


Imagen de archivo del Parlamento sueco, Riksdagen. Foto: Riksdagen.se.

Published in Sociedad

La semana pasada el gobierno presentó la controvertida propuesta sobre alquileres regulados por el mercado, un tema que ha divido a la Socialdemocracia, que ahora parece haber llegado a un consenso con sus socios, el partido del Centro y los Liberales.

En esta entrevista con el diario Arbetaren, la catedrática de la Universidad de Uppsala, Irene Molina, explica que “una política de este tipo conduciría a más segregación, más desalojos, más personas sin hogar, más hacinamiento, exclusión social y discriminación étnica”.  

 

 Fuente: Arbetaren. 26 de mayo de 2021. Traducción: Magazín Latino

 

La investigación sobre alquileres regulados por el mercado, en construcciones nuevas, presentará sus propuestas para nuevas normas dentro de una semana. [Se llevó a cabo el 5 de junio]. Pero basándose en lo que desde ya se sabe, la catedrática Irene Molina advierte sobre el riesgo de una mayor segregación y diferencias de clase, a largo plazo. Según ella, los efectos de un alza del alquiler también afectará los alquileres de las viviendas más antiguas.

Si se introduce una propuesta en línea con lo que ha surgido ahora de la investigación del gobierno sobre alquileres regulados por el mercado, en construcciones nuevas, Suecia dará un paso hacia un "sufrimiento humano indigno". Así es como Irene Molina, profesora de geografía humana en el Instituto de Vivienda e Investigación Urbana (IBF) de la Universidad de Uppsala, describe el rumbo hacia alquileres regulados por el mercado que ella ve que está tomando Suecia.

“No se me ocurre ni un solo ejemplo en todo el mundo en el que los alquileres regulados por el mercado pudiesen influir en el derecho a la vivienda en sentido positivo. Al contrario, una política de este tipo conduciría, rápida e inequívocamente a más segregación, más desalojos, más personas sin hogar, más hacinamiento, exclusión social y discriminación étnica”, escribe ella al diario Arbetaren en una entrevista por correo electrónico.

La próxima propuesta del gobierno sobre alquileres de libre mercado ha generado un gran debate incluso antes de que la investigación presente su propuesta, el lunes. La reforma prevista, que es consecuencia del acuerdo de enero entre el gobierno, los Liberales y el Partido del Centro, dará a los dueños de las viviendas la oportunidad de decidir el alquiler ellos mismos.

Según la regulación actual, los propietarios están obligados a negociar con la asociación de inquilinos antes de aumentar los alquileres. Pero de acuerdo con las directivas del gobierno a la investigación, un nuevo sistema brindará la oportunidad de optar por no participar en ese proceso cuando se trate de viviendas nuevas. Según información de Dagens Nyheter, un arrendador debe poder justificar el aumento, pero una justificación aprobada es que la zona se haya puesto más atractiva.

Irene Molina critica abiertamente los fundamentos de la próxima propuesta de la investigación y dice que espera que nunca se convierta en realidad. Actualmente se encuentra en Los Ángeles, EE. UU., y ella ve esta ciudad como un ejemplo disuasivo de las consecuencias de un "mercado inmobiliario liberalizado".

“A la larga, esto puede llevar a que las personas que no tienen recursos económicos tengan que mudarse, vale decir, un modo de reubicación forzosa o de expulsión. También llamamos esto desalojo por renovación. El aumento de la segregación es además una consecuencia bastante segura, porque una vez que la ubicación comience a jugar un rol, la gentrificación acelerará las áreas calificadas como atractivas en la ciudad”, escribe Irene Molina.

 

Las directivas del gobierno y la próxima propuesta de la investigación solo aplican a los departamentos recién construidos. Pero según Irene Molina, hay grandes razones para temer que los aumentos del alquiler también afecten a viviendas más antiguas. Ella dice que se puede apreciar que los cambios anteriores en las regulaciones han tenido ese efecto, pero que la obligación de negociar con la asociación de inquilinos hasta ahora ha impedido que los niveles de alquileres se disparen. Pero incluso ahora, los propietarios a menudo tienen derecho a alzas superiores a las que ha acordado la asociación de inquilinos.

 

“Si se elimina esta premisa, el propietario puede argumentar a su gusto por un alquiler verdaderamente alto, por ejemplo, sosteniendo que el inmueble tiene una ubicación privilegiada. Hemos visto anteriormente que las nuevas prácticas, y más aún cuando están respaldadas por una nueva ley o reglamento, afectan los niveles de alquiler incluso en las zonas más antiguas, a través de renovaciones con aumentos de alquiler injustificados. Un problema que vemos allí es que en situaciones similares, la comisión estatal de mediación de alquileres (hyresnämnden) dirime en más del 90% de los casos a favor del propietario ”, escribe la catedrática.

 

Ella ve segregación y diferencias de clase como una consecuencia evidente de una propuesta en línea con las directivas del gobierno.

 

“Esta propuesta, naturalmente, otorga más poder sobre el mercado de la vivienda a los propietarios tanto nacionales como transnacionales, como por ejemplo Hembla en Estocolmo, que ha atraído mucha atención por la forma en que mal administran las propiedades donde se establecen. Por el lado del consumidor, serán los de altos ingresos los accedan a viviendas, en tanto que para los pobres las nuevas no están disponibles”, escribe Irene Molina.

 

De acuerdo con las directrices de la investigación, el investigador, el magistrado Kazimir Åberg, debe presentar una propuesta al gobierno el 31 de mayo. El gobierno escribe en las pautas que el objetivo es que un proyecto de ley basado en las propuestas se presente a votación en el Riksdag a principios de 2022 y pueda entrar en vigor más tarde durante el mismo año.

 


Irene Molina, profesora de geografía humana en el Instituto de Vivienda e Investigación Urbana (IBF) de la Universidad de Uppsala. Foto: Arbetaren.se.

Published in Sociedad

El asalto al Capitolio, en EE. UU. y la estrategia sueca frente a la pandemia fueron puntos recurrentes en el primer debate político del año, este miércoles, en el parlamento.

El primer ministro recibió críticas por el manejo de la pandemia del coronavirus, tanto desde la izquierda como de la derecha. "Si el gobierno no tiene el valor de actuar, que dimita", dijo la líder socialdemócrata, Ebba Bush.

 

 Por: Magazín Latino

 

Más encendido que de costumbre fue el primer debate en el parlamento sueco, Riksdagen, este miércoles, que dio inicio al 2021. Un año marcado por la crisis sanitaria del coronavirus, cuando Suecia enfrenta las peores cifras dentro de los países nórdicos y está entre los países más castigados por la pandemia.

 

Y la paz y el consenso que reinó el año pasado, a comienzos de la pandemia, comienza a diluirse. En sus discursos, los líderes de los partidos conservativo (M), Democratacristiano (KD), y Demócratas de Suecia (SD), criticaron a Stefan Löfven por la responsabilidad que le cabe al gobierno sobre la gestión frente al coronavirus y la propagación de la infección.

 

El premier sueco, por su parte, se refirió en su discurso a los sucesos en EE. UU. y a los peligros del populismo.  Peligro de la polarización de la sociedad, el populismo y el extremismo.

- Europa y Suecia deben aprender de esto. Aquí también están los que quieren cerrar nuestras sociedades abiertas. Suecia no es, por supuesto, Estados Unidos, pero ninguna democracia es sólida para siempre, dijo, con un guiño a los Demócratas de Suecia, su líder, Jimmie Åkesson, ha sido un admirador de Trump, y su partido lo nominó para el Nobel de la Paz.

 

Su propuesta para responder a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus es mantener un consenso con el resto de los partidos de no hacer recortes en los impuestos municipales, que los municipios utilicen el dinero asignado para el cuidado a los ancianos en forma responsable y que disminuyan las privatizaciones de las residencias de ancianos durante la crisis.

 

Kristersson : “El gobierno debe dar un paso adelante o hacerse a un lado”

 

El líder del partido conservador (Moderados, M), Ulf Kristersson, por su parte, quiere cambios en el manejo de la pandemia, debido a la alta cifra de fallecidos.

- Ahora la estrategia sueca debe cambiar. La propagación de la infección no se detiene con un tono serio en conferencias de prensa. Y no mejora cuando quienes predican no dan el ejemplo. Es inconcebible que nadie en el gobierno supiera que el jefe de la Agencia Sueca de contingencia abandonó el país en medio de la crisis. En otro país habría tenido consecuencias para más personas que el jefe viajero.

 

Kristersson se refirió además al hecho de que Suecia, siendo uno de los países más digitalizados del mundo es uno de los cuatro únicos países de la UE que no utilizan aplicaciones digitales para el seguimiento de infecciones.

- Se podrían utilizar certificados de vacunas para comenzar a abrir la sociedad. ¡Hay que pensar de forma más amplia! Con cada semana que pasa, el precio humano y económico aumenta aún más. El gobierno debe dar un paso adelante o hacerse a un lado.

 

Para Isabella Lövin, vocera del Partido Verde, fue este su último debate en el Parlamento, puesto que se retira de la política. En su discurso final se refirió a la importancia de atender los temas del medio ambiente, con el fin de evitar la próxima catástrofe global. También hizo hincapié en la importancia de defender la democracia que ha sido cuestionada y en lo valioso del voto de cada ciudadano.

- Nosotros en esta Cámara somos quienes debemos demostrar que la democracia es la única forma de construir una sociedad sostenible y resistente que se mantenga unida. Estoy profundamente agradecida de todos aquellos que han estado al frente de esta pandemia y han salvado vidas. Ellos/as han asegurado que nuestra sociedad siga funcionando, dijo.

 

Quiso recordar una frase que hace años vio en un museo, en Sarajevo, sobre la guerra en Bosnia: “Lo único que se requiere para que el mal prevalezca es que la gente buena no haga nada”.

 

 

Dadgostar: El personal de las residencias de ancianos quedó desamparado

 

La nueva líder del Partido de Izquierda, Nooshi Dadgostar, en cambio, hacía su debut en los debates en la Cámara. Al igual que sus colegas, se refirió a la pandemia, a las pésimas cifras que deja la pandemia en Suecia y a los esfuerzo de los cuidadores de ancianos y el personal de la salud.

- El personal sanitario ha realizado enormes esfuerzos para prevenir la propagación de la infección. El personal médico ha trabajado 60 horas a la semana sin poder tomar vacaciones. Ha quedado claro que Suecia es el país con el menor número de camas disponibles dentro de la Unión Europea. Un sistema de salud ya falto de personal y debilitado ha tenido que soportar el dolor y la frustración de la gente este año.

 

Al igual que los partidos de la derecha, criticó también la gestión del gobierno frente al coronavirus:

- Antes de Navidad, la Comisión Corona, designada por el mismo gobierno, dio a conocer sus conclusiones. Dirigió críticas devastadoras al gobierno. Lo que se describe es un escándalo sanitario. Tres de cada cuatro personas fallecidas ha tenido relación con el cuidado a personas mayores. La comisión observa que la atención a los ancianos no estaba equipada para una pandemia, y que a los empleados se los dejó solos, para hacer frente a la situación de crisis.

 

La joven líder – que asumió la presidencia del Partido de Izquierda luego de que Jonas Sjöstedt presentara su renuncia - dijo que “alguien era responsable de esto y espera que se hagan cargo”.

- Muchos han perdido seres queridos durante este año pandémico. Merecen respuestas. Stefan Löfven necesita aclarar quién es el responsable del desastre en lo que se refiere al cuidado de los ancianos. Debemos asegurarnos de que esto nunca más vuelva a pasar.

 

La líder de la Democracia Cristiana, Ebba Bush, por su parte, había sido la primera en criticar al gobierno, en un debate en la televisión, antes del verano pasado, y luego de las malas cifras frente a la pandemia. En el debate en el parlamento continuó su crítica diciendo que en la actualidad “más personas mueren en Suecia por semana que en Noruega durante toda la pandemia. Al mismo tiempo, que la atención médica está al límite”.

- ¿Por qué Suecia se ha visto tan afectada? La Comisión Corona ha respondido: No es posible proteger a los grupos de riesgo y al mismo tiempo tener una alta propagación de la infección en la sociedad. Muchos se opusieron enérgicamente cuando afirmé que el gobierno, durante la primavera, deliberadamente permitió una gran propagación de la infección en la sociedad. Esa crítica probablemente ahora se les ha quedado atascada en la garganta.

 

Ebba Bush reprochó al gobierno el no querer cambiar la estrategia al ver lo resultados.  “¿Por qué se quedaron quietos, en lugar de adaptarse y cambiar? Al final, todo se reduce a falta de liderazgo. Querían agacharse. Querían delegar”. Y agregó:

- ¿Qué hay en el agua en Sveavägen 68 [la sede del partido] que hace que los líderes socialdemócratas prefieran aceptar errores pero sin admitirlos, incluso cuando los errores son completamente obvios para todo el mundo? ¿Que prefieran esquivar a cambiar, incluso cuando cuesta vidas?, se preguntó.

 

Una de sus declaraciones al vespertino Aftonbladet provocó una discusión, al día siguiente. “Sólo esta semana, tenemos más muertes de las que Noruega ha tenido a lo largo de la pandemia. Atrévete a sacar conclusiones, atrévete a admitir los errores”, dijo, dirigiéndose al gobierno. Según ella, las altas cifras de mortalidad deberían llevar a una autocrítica de parte de Stefan Löfven. “Si no tiene el valor entonces debería renunciar y dejar que otra persona asuma la responsabilidad de sacar a Suecia de la crisis”, subrayó.

Sus afirmaciones sobre que la oposición sabía con certeza cuál era la estrategia por la que apostaba el gobierno causaron un cierto revuelo en las redes sociales y medios nacionales. 

- La primavera pasada, dije que intencionalmente se ha permitido un mayor grado de contagio. Ahora además tenemos autoridades internacionales que me han dado la razón en esa crítica. Hemos estado en reuniones con el primer ministro, con los jefes de las entidades, quienes presentaron argumentos sobre las ventajas de que Suecia tuviera un mayor grado de contagio, obtendríamos inmunidad más rápido que otros países. Y esto ha resultado ser un grave error. Deberían atreverse a admitirlo.

No tardó en llegar la respuesta del ex líder de la Izquierda, Jonas Sjöstedt, quien dijo que “esa no era su percepción” de lo que se dijo en las reuniones. El vocero del partido del Centro se unió a su crítica, en tanto que el conservador Ulf Kristersson y el partido Demócratas Suecos, Jimmie Åkesson le dieron la razón.

El caso es que se podría dirimir rápidamente, si las actas o anotaciones de las reuniones se hicieran públicas.

La pregunta es si algún político lo va a exigir.

 


Stefan Löfven, primer ministro y líder de la Socialdemocracia. Jimmie Åkesson presidente de Demócratas de Suecia, en el primer debate parlamentario del 2021. Foto: Nsk.se. 

 

 

Published in Política
Martes, 10 Septiembre 2019 18:16

Stefan Löfven presentó sus nuevas ministras

 

En el marco de la apertura del Parlamento, el primer ministro Stefan Löfven presentó este martes a tres nuevas secretarias de Estado. Ann Linde sucede en el cargo a Margot Wallström, y asume como Ministra de Exteriores. Eva Nordmark asume en la cartera de Trabajo, sucediendo a Ylva Johansson, y Anna Hallberg es la nueva Ministra de Comercio.

A las dos de la tarde y con la pompa habitual, el rey Carlos Gustavo dio por inaugurado un nuevo año parlamentario, ante los 349 diputados representantes de los ocho partidos.

 

 Por: Magazín Latino 

 

Este martes por la mañana se llevó a cabo la ceremonia de apertura del Parlamento sueco. Como siempre en medio de gran pompa y con la presencia de la familia real.

 

A las 11:00 de la mañana, y como es habitual cada año, el presidente del parlamento, Andreas Norlén, “pasó lista” en la cámara, para asegurarse de que todos los diputados estaban presentes.

 

A las 12:20 comenzó el tedeum en la catedral, luego de que los prominentes invitados tomaran lugar. Los últimos en llegar fue la familia real, el rey Carl XVI Gustaf, la reina Silvia, la princesa Victoria con su esposo, el príncipe Daniel, y el príncipe Carl Philip y su esposa, la princesa Sofia.

 

En la ceremonia en el parlamento, que se inició a las dos de la tarde, el rey Carl XVI Gustaf destacó los 100 años del derecho al voto en Suecia y subrayó la necesidad de que los diputados actúen cuerdamente y por el bien del país.

 

- Las decisiones que toman ellos/as nos afectan a todos y son los hilos del tejido que comprende nuestro futuro, dijo el rey, deseándoles a los representantes del pueblo “fuerza, valentía y sabiduría”, en su importante labor.

 

 

 

NOTA EN DESARROLLO

      

Published in Política

Con un margen de tres votos, la Ministra de Seguridad Social, Annika Strandhäll, resistió el embate. La moción de censura planteada por el líder moderado, Ulf Kristersson, contó con el apoyo de KD, L y SD, pero no de C, lo cual fue decisivo.

Se requerían 175 votos a favor de la censura. El resultado fue de 172 a favor, 113 en contra y 59 de abstención.

Esto significa que Strandhäll se mantiene en su cargo. Stefan Löfven calificó a Kristersson de “poco serio”.

 

 Por: Magazín Latino

 

Al mediodía del martes tuvo lugar una importante votación en el parlamento sueco. Votación que podría haber resultado en la dimisión de una ministra.

 

El 16 de mayo, el presidente de los Moderados, Ulf Kristersson (M), había anunciado una moción de censura en contra de la ministra de Seguridad Social, Annika Strandhäll. El motivo era la actuación de la ministra respecto al tema de la Caja de Seguros Sociales (Försäkringskassan).  

 

Kristersson sostuvo que habían surgido nuevos datos en relación con la investigación que la Comisión Institucional (KU, por sus siglas en sueco) está llevando a cabo en lo referente al despido de Ann-Marie Begler, el año pasado.

 

“La ministra de Seguridad Social Annika Strandhäll ha abusado de su posición como secretaria de Estado, y su actuación es una amenaza para la integridad de la administración pública. Ella ha pasado el límite de lo que los moderados pueden tolerar”, escribe Kristersson este martes, en su cuenta de Facebook.

 

El caso se remonta a hechos acontecidos el año pasado, en relación con que muchos habían perdido el apoyo del Estado, tanto en casos de enfermedad, como de impedimentos físicos. La prensa escribía caso tras caso sobre personas que incluso habían perdido la asistencia estando postrados y necesitando ayuda las 24 horas del día. La Caja del Seguro se había transformado en una entidad burocrática y falta de empatía.

 

En abril de 2018, Annika Strandhäll declaró que la directora general, Ann-Marie Begler, de la Caja del Seguro – que es la entidad responsable de los subsidios por enfermedad - sería removida de su cargo. La decisión fue comunicada de un día para otro, y la ministra no dio explicaciones contundentes frente al despido (o traslado) de la directora del Försäkringskassan.

 

El asunto se tornó aún más turbio, luego de que Begler declarara en entrevistas que ella habría querido seguir en su puesto, pero que había sido despedida debido al debate que había surgido en relación con la Caja del Seguro. El Försäkringskassan se había transformado en una entidad burocrática y sin empatía, luego de que el gobierno encargara ser más estrictos con el apoyo económico a los enfermos. Se puso el foco en las persona que habían obtenido subsidios cumplir los requisitos para ello. En quienes habían engañado al Estado. 

 

Entonces - y faltando poco para las elecciones parlamentarias - Strandhäll despide a Begler.

 

Según la ministra, Begler había sido ineficaz para evitar que las personas cayeran en un limbo entre la Caja del Seguro y la Oficina del Trabajo. Se les negaba el subsidio por enfermedad y debían buscar empleo, a pesar de estar enfermos.

 

Tanto el gobierno, como Annika Strandhäll, fueron denunciados a la Comisión Constitucional. La semana próxima la comisión entregará los resultados de la investigación.

 

Por esto, Stefan Löfven critica a Kristersson. Y sostiene que los motivos que llevaron a la moción de censura en contra de su ministra son otros.

- [Strandhäll] es una de las mujeres que recibe más odio en las redes sociales. Y son esos acosadores los que van a celebrar bailando y tomando champaña, si esta campaña poco seria triunfara. Insto a todos los implicados a pensar de veras si quieren ser parte de esto, dijo Lövfen, en vísperas de la votación.

 

Se preguntó si Kristersson y los líderes que lo apoyan temen los resultados de la revisión. Y si hubieran llevado a cabo la moción si la ministra en cuestión no fuera tan acosada.

 

- Es totalmente absurdo que Stefan Löfven reduzca este problema a una cuestión de género. Annika Strandhäll es una secretaria de Estado con vasta experiencia que, todo lo indica, despidió a una directora general debido a motivos políticos, y luego mintió sobre sus razones. Por eso no confiamos en ella, dijo la política moderada Elisabeth Svantesson a TT, este lunes.

 

Tanto Kristersson como los líderes de los partidos Liberal (L), Demócrata Cristiano (KD) y Demócratas de Suecia (SD) han afirmado que “la confianza en Strandhäll se ha agotado”.

 

El lunes por la noche, el partido del Centro informó que no apoyaría el voto de censura, ganándose el desprecio del resto de los partidos de la oposición. Sobre todo Ebba Bush Thor fue ácida en su crítica, llamando “muleta de los Socialdemócratas” al partido del Centro.

 

Pero Annie Lööf, ha tomado las críticas de sus anteriores aliados con calma.

 

- Nos han llamado traidores, partido rastrero y prótesis de pierna. No lo tomo muy en serio. Pienso que es importante elevar el nivel retórico y mantener una conversación en serio, dijo la presidenta del partido del Centro a TT.

 

Su colega y vocero del partido, Anders W Jonsson, explicó el lunes la decisión de abstenerse en la votación:

- Una moción de censura es la herramienta más aguda que tenemos en el Riksdag y, por lo tanto, debemos usarla con mucha precaución.

 

Aunque esto no significa que el Centro opine que el gobierno tuvo una actuación acertada respecto a la directora de la Caja del Seguro. También se unen a las críticas.

- Nosotros habríamos actuado de otra forma. Consideramos que Ann-Marie Begler era una buena directora. Pero básicamente depende del gobierno el decidir en quien confían, agregó W Jonsson.

 

Pero si los ánimos estaban tensos ayer lunes, este martes el ambiente estaba crispado.

 

Al término de la votación, pasadas las 12.00 del día, Annika Strandhäll respiró aliviada.

 

- Yo he sido completamente sincera en mis declaraciones a la Comisión Constitucional. Creo que el pueblo sueco está muy cansado de este juego político. Es extremadamente desafortunado que los moderados usen el poder de la censura de esta manera. Deberían haber esperado la revisión de KU (Comisión Constitucional), dijo la ministra.

 

Stefan Löfven, por su parte, criticó a Kristersson, planteando que fue errado de parte de éste el presentar la moción contra la ministra a una semana de los resultados de la revisión de KU. Y que los paralelos que Kristersson hace, nombrando malos ejemplos de Hungría y Polonia son “deshonestos”.

- Él [Kristersson] cae cada vez más bajo, desgraciadamente. Está claro que un gobierno debe poder controlar la dirección de una institución estatal. Fue una decisión muy prematura presentar una moción de censura en contra de una secretaria de Estado sin esperar la evidencia real que es investigada por la comisión parlamentaria en estos momentos. Frívolo. ¡Frívolo!

 

Según Löfven, con la moción de censura los moderados solo querían ganar votos en la campaña a las elecciones europeas, puesto que las cifras de los sondeos no les favorecían.

 

Al final, en las elecciones del domingo, tanto los socialdemócratas como los moderados se consideraron ganadores. Aunque ambos partidos fueron castigados por los electores.

 

El hecho de que Annika Strandhäll haya sobrevivido la moción de censura no significa que no vaya a recibir críticas de parte de la Comisión Constitucional. Esto se sabrá la semana que viene, cuando la comisión presente su informe.

El grupo parlamentario de los Socialdemócratas, a su arribo a la cámara, para la votación del lunes. Foto: Omni. 

 

Published in Política

Jonas Sjöstedt (V) comunicó este miércoles que el partido de Izquierda se abstendrá en la votación del viernes en la cámara de diputados. Con esto, su partido apoya la candidatura de Stefan Löfven (S) a primer ministro. Pero con reservaciones.

- Nos abstendremos, pero lo hacemos con la promesa de un voto de censura. Si el nuevo Gobierno presenta acuerdos sobre alza de alquileres o deterioros en los derechos laborales, destituiremos a Stefan Löfven, subrayó Sjöstedt.

 

 Por: Marisol Aliaga. Texto y fotos

 

Todo parece indicar que este viernes saldrá humo blanco del Riksdagen (Parlamento sueco), después de 129 días, 95 conferencias de prensa y 7 rondas de conversaciones con el talman, Andreas Norlén, de las elecciones de septiembre. 

 

Este miércoles se desarrolló una intensiva jornada que culminó en que Norlén presentó a Stefan Lofven (S), como candidato al cargo de primer ministro sueco.

 

La votación en la cámara de diputados se llevará a cabo este viernes a las 09.00 horas, luego de la cual el presidente del parlamento ofrecerá una rueda de prensa para comunicar los resultados.

 

Pero los resultados prácticamente ya se saben.

 

El miércoles alrededor de las 11 horas, la sala de prensa del parlamento estaba atiborrada al máximo. Todos esperaban con gran expectación saber la decisión del partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt, que resultó ser una pieza clave en este juego político que se ha venido desarrollando durante cuatro meses. Parecía un cuento de nunca acabar.

- He conversado con Stefan Löfven. Hemos llegado a un acuerdo sobre una serie de puntos, y sobre otros no, comenzó Sjöstedt.

 

Explicó que la cláusula del acuerdo entre la Socialdemocracia, el partido Medioambientalista, el Centro y los Liberales, de excluir al partido de Izquierda de la política sueca durante cuatro años estaba, en la práctica, desbaratada. Y que Löfven había prometido defender las reformas de ecuanimidad que el partido de Izquierda había logrado durante la administración anterior.

 


Jonas Sjöstedt. 

 

Agregó que, si el Gobierno de Löfven impulsaba propuestas que encarecen los alquileres o que van en contra de los derechos laborales, traerá consecuencias.

- Entonces destituiremos a Stefan Löfven, amenazó. Y recordó cuando, en 1991, el partido de Izquierda destituyó a Ingvar Carlsson (Socialdemócrata).

 

Otra salida a la difícil elección en la que se encontró el partido de Izquierda, con el “acuerdo de enero”, era hacer lo posible para que se llevaran a cabo nuevas elecciones. Pero esto no conduciría a nada bueno, llegó a la conclusión el partido.

- Si la alternativa hubiera sido nuevas elecciones, lo habríamos acatado. Pero no confiamos en que los principios antirracistas del partido del Centro y de los Liberales se habrían mantenido, si cae Lofven. Con toda seguridad un voto en su contra, este viernes, habría resultado en que ya la semana próxima habríamos tenido un Gobierno azul-marrón de Kristersson, dijo Sjöstedt.

 

Y enfatizó que el partido de Izquierda ahora se va a oposición.

- No somos parte de su acuerdo. Somos muchos quienes queremos atajar las propuestas de la derecha que se incluyen en el acuerdo. Cuando la Socialdemocracia ha perdido su brújula ideológica, nosotros estamos aquí.

 

Pero los periodistas quisieron saber si existía un acuerdo escrito entre Löfven y Sjöstedt.

 

¿De qué clase de acuerdo se trata, es un acuerdo oral o escrito?

- Hay un papel que ustedes nunca verán, dijo, enigmáticamente, Jonas Sjöstedt.

 

Más tarde, en el noticiario Aktuellt, ante la misma pregunta, explicó que eran “unas anotaciones”.

 

Tampoco Löfven quiso ahondar más en el tema, al recibir la misma pregunta, poco después. Löfven dijo solamente que el acuerdo vigente era el de S, MP, C y L y era el que sería llevado a cabo, punto por punto.

 

Por su parte, ni Annie Lööf ( C), ni Jan Björklund (L), se mostraron preocupados por un posible acuerdo secreto entre Löfven y Sjöstedt. “Lo que se va a realizar es lo que dice el acuerdo” dijeron ambos.

 

El “acuerdo de enero”, como fue bautizado, contiene una serie de puntos que hacen ver rojo al partido de Izquierda. Y, además, están en completo desacuerdo con lo que había prometido la Socialdemocracia en su manifiesto electoral.

 

Pero, a pesar de esto, el líder de los Moderados una vez más manifestó su descontento con la traición de sus ex aliados. Ulf Kristersson considera que la Alianza de derecha “murió”, en tanto que Jan Björklund (L) asegura que “solo ha tomado una pausa”.

- El Centro y los Liberales, al parecer, van a ser partidos de apoyo [a Löfven] y la cláusula sobre de que el partido de Izquierda no va a tener influencia se ha pulverizado. Es una decisión increíble. El Centro y los Liberales han sido engañados en un acuerdo. Es una formación absurda de gobierno, dijo Kristersson.

 

Agregó que destituirá a Löfven apenas tenga la oportunidad, incluso si esto significa hacer causa común con el partido de Izquierda.

 

La líder del partido Democratacristiano, Ebba Bush Thor,  también fue implacable en sus declaraciones:

- Esta es una alianza profana. Todas las aseveraciones de que el partido de Izquierda no tendría injerencia, han demostrado ser falsas. Este grupo de los cinco no tiene ninguna dirección ni plan para enfrentar el futuro. Tienen un acuerdo roto.

 


Ebba Bush Thor. 

 

Y, al igual que Kristersson, manifestó su voluntad de destituir a Löfven apenas se dieran las condiciones.

 

Vale decir: este nuevo Gobierno de Stefan Löfven recibe amenazas desde todos los flancos. Pero esto parece no incomodarle. Con este acuerdo consigue dos cosas que se había propuesto: romper la Alianza de derecha, y mantenerse en el puesto de primer ministro. La pregunta es a qué precio. “Nada es gratis”, ha recalcado varias veces Annie Lööf.

- Tenemos que poner punto final a cuatro meses de inseguridad. Ahora hemos llegado a un acuerdo entre cuatro partidos. Está instalado, y es la mejor garantía para tener un gobierno eficaz, dijo Löfven el miércoles.

 

En la rueda de prensa de la una de la tarde, cuando fue nominado como candidato a Primer ministro por Andreas Norlén, Löfven esquivó las preguntas sobre el mentado acuerdo con Sjöstedt. Solo dijo que ambos mantendrían conversaciones, como siempre, en temas que no tocaran los puntos del convenio.

Un acuerdo que se compone de 16 páginas y 73 puntos.

 

 

Rossana Dinamarca: "Una equivocación histórica"

 

Para emitir un voto de censura se requieren 35 mandatos. Vale decir, los 28 mandatos del partido de Izquierda no son suficientes. Para ganar el voto de censura se necesitan más de 175, la mitad de los mandatos en la cámara. O sea, tampoco alcanzan los escaños de los Moderados (70) y los Democratacristianos (22).

 

Por ende, necesitaría, además, del apoyo de la extrema derecha, los Demócratas de Suecia (62 mandatos).

 

¿Harían causa común los Demócratas de Suecia y el partido de Izquierda?

 

Cosas raras han ocurrido, este otoño-invierno. La líder del Centro, por ejemplo, Annie Lööf, había dicho anteriormente que “antes de colaborar con Stefan Löfven, se comería su zapato derecho”.

 

No faltaron los memes al respecto.

 

Ni tampoco los alusivos a la decisión de Jonas Sjöstedt, a quien una parte de su partido critica, por haberse dejado tratar como un “limpiapiés”.

 

Una de las críticas viene de parte de la ex parlamentaria, Rossana Dinamarca, quien afirma que el partido de Izquierda dejó pasar una valiosa oportunidad de influir en la política sueca. Deberían, al menos, tratado cambiar algún punto del acuerdo. “Pero lo aceptaron sin cambiar una coma”, dijo.

 

En sus redes sociales escribió:

 

“La decisión del partido de Izquierda es una equivocación histórica. La chance de injerencia se nos ha ido de las manos. Ahora el partido de Izquierda permite un gobierno de derecha liderado por la Socialdemocracia sin recibir nada a cambio. Acuerdos de palabra sobre que Löfven va a luchar para que reformas que ha promovido el partido vuelvan, durante esta administración, no es para nada suficiente para un partido que podía mover la balanza en una u otra dirección. La amenaza de un voto de censura que requiere de más diputados que con los que tiene el partido de Izquierda no son nada más que palabras vacías".

 

La votación en la cámara de diputados se llevará a cabo este viernes a las 09.00 de la mañana. Alrededor de las 09:30, Andreas Norlén ofrecerá una conferencia de prensa para comunicar el resultado. En este enlace la puede seguir en vivo y en directo - haga clic. 

 

 
El presidente del parlamento, Andreas Norlén, y el presidente de la Socialdemocracia, Stefan Löfven. 

 

Published in Política

Con 200 votos en contra, 116 a favor y 28 de abstención, el Parlamento rechazó este viernes la propuesta de elegir a Stefan Löfven (S) como primer ministro de Suecia.

Esta segunda votación significa que se acorta el plazo para nuevas elecciones. Después del cuarto sufragio en la cámara, y según lo establece la constitución, se llama a nuevos comicios

Andreas Norlén, presidente del parlamento, inició de inmediato conversaciones con la Oficina Electoral y, durante el fin de semana, sostendrá nuevos encuentros con los líderes de los partidos.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Una vez más la cámara de diputados sueca votó en contra del líder de la Socialdemocracia, Stefan Löfven, para impedirle que asuma el cargo de primer ministro del país.

 

La votación del viernes por la mañana arrojó el siguiente resultado:

 

  • No: 200 
  • Si: 116
  • Abstención: 28
  • Ausentes: 5

 

Como consecuencia, el talmanAndreas Norlén comenzó de inmediato las conversaciones con la Oficina Electoral, y agendó nuevas conversaciones – una vez más – con los líderes de los ocho partidos parlamentarios

- Si los partidos eligen nuevas elecciones ante actuar de modo que Suecia logre tener un nuevo Gobierno, no me voy a interponer a ellos, dijo un frustrado Andreas Norlén.

 

Antes de la votación, representantes de todos los ocho partidos hicieron uso de la palabra y explicaron las razones de su voto.

El primero fue Anders Ygeman, jefe del grupo Socialdemócrata en el Parlamento (S), quien recordó que la participación electoral reciente había sido la más grande en 33 años, por lo tanto, “los electores tienen derecho a exigir que podamos abordar el resultado”. Manifestó su repudio frente a los Demócratas de Suecia (SD), a quien calificó de “un partido nacionalista y populista, que amenaza nuestra democracia liberal” y que, por lo tanto, una mayoría en el parlamento había decidido no colaborar ni depender de este. Lamentó que no se haya llegado a un acuerdo con el partido del Centro y los Liberales, pero que “la puerta está siempre abierta”. Los Socialdemócratas votan “Sí” a Stefan Löfven, porque representa al partido más grande que obtuvo la mayor votación.

El jefe de grupo de los Moderados, Tobias Billström, por su parte, recalcó tanto al comenzar como al terminar su alocución, y con énfasis, que su partido votaba “No”a Stefan Löfven. Recordó que recientemente la cámara había aprobado la propuesta de presupuesto de su partido, junto a los Democratacristianos (KD) y que esta era la política económica que el país necesitaba. “Suecia requiere un Gobierno, pero requiere un Gobierno correcto”, dijo.

 

Annie Lööf: “La Socialdemocracia no fue capaz de aceptar las reformas liberales”

 

La siguiente en hablar fue Annie Lööf ( C). Dijo que ella había trabajado día y noche, desde las elecciones, para lograr una fórmula de gobierno. En este contexto, el partido del Centro estaba dispuesto a colaborar con la Socialdemocracia, pero, aunque la respuesta de Stefan Löfven a su lista de exigencias, había sido “vaga y poco convincente”, le había dado una oportunidad más. Sin embargo, dijo, “la Socialdemocracia no fue capaz de aceptar las reformas liberales, y no fue capaz de romper con el partido de Izquierda". Para Lööf, al igual que para Björklund, los Demócratas de Suecia son tan extremistas y tan peligrosos como el partido de Izquierda (V). "Nosotros tuvimos toda la buena voluntad. Otros no”, dijo, y declaró que el partido del Centro votaba No.

El líder del otro partido clave, en la fórmula de formación de un Gobierno del centro, Jan Björklund (L), explicó que su partido, el Liberal, estaba dispuesto a colaborar con la Socialdemocracia, solo si esta hacía un fuerte giro a la derecha. “Desgraciadamente, las diferencias son demasiado grandes para lograr un gobierno de centro que no dependa de la influencia del partido de Izquierda ni de los Demócratas de Suecia. No fue posible”, dijo, y declaró que su partido votaba No. 

Le siguió el turno el partido que todos nombran, pero con el que nadie quiere colaborar (aunque M y KD aceptan su apoyo): los Demócratas de Suecia. Mattias Karlsson atacó al gobierno de Stefan Löfven afirmando que su administración había tenido enormes falencias, lo que había resultado en que varios ministros se habían visto obligados a dimitir. Agregó que este mismo gobierno no había tenido el suficiente apoyo en reformas fundamentales, que no había logrado resolver el problema de la inmigración y que las balaceras en los suburbios “se asemejaban a los carteles narcotráfico de México”. También culpó al gobierno de Löfven del atentado terrorista en Drottninggatan, y comparó a primer ministro con "un carpintero que había destruido la casa".

Maria Ferm, jefa de grupo del partido Medioambientalista, o Verde (MP) se refirió a las elecciones de septiembre recordando que un 87 % votó por los representantes que ahora ocupan escaños en el parlamento sueco. “El bloque S+MP+V obtuvo 144 mandatos, el bloque de la Alianza obtuvo 143 mandatos y los Demócratas de Suecia 63 mandatos. Nosotros hemos levantado el medioambiente y el humanitarismo. Existen razones suficientes para votar “No” a un pequeño grupo conservador compuesto por M + KD + SD, esta forma de gobierno estaría dependiendo, cada vez que haya votación, del apoyo de los Demócratas de Suecia. Pero la Suecia que quieren ellos es totalmente distinta a la Suecia que conocemos todos”, dijo. Agregó que el partido Verde quiere formar gobierno con la Socialdemocracia, por lo tanto, vota “Sí”.

En una alocución muy breve, la representante del partido de Izquierda, Mia Sydow Mölleby (V), expresó que su partido apoyaba a Löfven, en un proceso que saque adelante al país. No obstante, su partido exige tener influencia en el gobierno, por lo tanto, se abstenían.

La ultima en tomar la palabra fue Ebba Bush Thor, presidenta del partido de la Democracia Cristiana(KD). Recordó que en el parlamento se había efectuado la votación por el presupuesto, y que la propuesta de su partido y del partido Moderado había ganado. Su partido, obviamente, le decía “No” a Stefan Löfven.

 

Justamente este punto fue tomado por otros parlamentarios, incluso por el mismo Löfven, quien declaró, ante la votación del viernes, que lo más lógico era que fuera sometido a votación Ulf Kristersson (M), puesto que su proposición de presupuesto había ganado en la cámara.

En Suecia, si un gobierno no tiene el apoyo en la propuesta de presupuesto en el parlamento, puede ser depuesto, y esto fue lo que estuvo a punto de pasar a poco correr la administración de la Socialdemocracia junto al partido Verde, a fines del 2014. En esa ocasión, seis de los ocho partidos se pusieron de acuerdo para bloquear a los Demócratas de Suecia, que amenazaban a “derrocar a cualquier gobierno que no siga la línea de SD respecto a la política migratoria”. A este pacto se le llamó “Acuerdo de diciembre”, Decemberöverenskommelsen. La idea era que tuviera vigencia hasta el año 2022, sin embargo, ya a los nueve meses se había disuelto.

¿Cuál fue el partido que ocasionó la disolución del pacto de diciembre? Los democratacristianos, con Ebba Bush Thor a la cabeza.  

 

Stefan Löfven: “Era lo esperado, pero lo lamento”

 

El primer ministro de este gobierno en transición, Stefan Löfven, no estuvo presente en la votación del viernes, algo por lo que fue criticado por algunos. El premier sueco se encontraba en Bruselas, en una cumbre agendada desde hacía tiempo. “Cumplo mejor mi deber representando a Suecia en la cumbre de la Unión Europea, que estando presente en una votación en la que no puedo influir y en la que ya se sabe el resultado”, había dicho antes de viajar.

En entrevista con la televisión sueca, SVT, después de la votación, Löfven comentó:

- Suecia necesita un gobierno efectivo, y los votantes tienen derecho a esperar que podamos manejar esta situación. El parlamento ha sometido a votación a un candidato a primer ministro y una vez más no ha llegado a una solución gubernamental. A pesar de que se sabía el resultado, lo lamento, por supuesto.

Agregó que quería decir que los políticos deberían ser capaces de hacer frente al resultado que los votantes les otorgaron.

- Vamos a seguir esforzándonos y hacer todo lo posible para lograr un gobierno que funcione correctamente sin que haya necesidad de ir a nuevas elecciones, subrayó.

 

 

¿Quién/quiénes ganan con nuevas elecciones?

A ninguno de los partidos le conviene que se efectúen nuevos comicios, pero los partidos que más riesgo corren son el Liberal (L) y el Verde (MP), que corren el riesgo de quedar fuera del parlamento, puesto que logran menos de un 4 %.

Aunque la Socialdemocracia (S) ha subido algo en sus cifras, hay un solamente un partido que lleva todas las de ganar, e, incluso, ocupar el segundo lugar: los Demócratas de Suecia (SD).

 

Aquí, los más recientes resultados, en una encuesta de Aftonbladet/Inizio:

 

Partido de Izquierda

Socialdemocracia

Partido Verde 

Democratacristianos

Partido del Centro

Liberales

Moderados

Demócratas de Suecia 

Otros

Alianza

Coalición rojiverde

 

 

 

Published in Política
Página 1 de 2

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español