Lunes, 06 Diciembre 2021 | Login
Stefan Löfven: "Suecia elige otro camino" El primer ministro, Stefan Löfven, rodeado de los miembros de su gabinete, frente al edificio del Parlamento sueco.

Stefan Löfven: "Suecia elige otro camino"

Stefan Löfven asumió este lunes como primer ministro de Suecia. En el Parlamento, leyó su Programa de Gobierno y presentó su gabinete. “Suecia necesita grandes reformas”, subrayó.

- La extrema derecha se extiende en toda Europa. En varios países, fuerzas con agendas antidemocráticas han llegado al poder. Pero en Suecia elegimos otro camino, dijo el premier sueco, al comenzar su discurso.

 

 Por: Marisol Aliaga. Texto y fotos

 

A las 11.00 de la mañana del lunes recién pasado, el presidente de la Socialdemocracia, y recientemente elegido primer ministro, Stefan Löfven, leyó su Programa de Gobierno en el Parlamento sueco, en el que abundaban los sillones vacíos.  

 

Comenzó refiriéndose a un peligro que asola a Europa, y al mundo:

- La extrema derecha se extiende en toda Europa. En varios países, fuerzas con agendas antidemocráticas han llegado al poder. Pero en Suecia defendemos que todos los seres humanos valen lo mismo. Nosotros elegimos otro camino, dijo el premier sueco, al comenzar su discurso.

 

Este segundo mandato de Stefan Löfven fue posible gracias al acuerdo entre cuatro partidos que, antes de las elecciones de septiembre, se encontraban en distintos bloques. Esto resultó en numerosos debates acerca de “traiciones”.

- Estamos comenzando una colaboración histórica. En Suecia asume un Gobierno compuesto por los Socialdemócratas y el Partido Verde, que colaboran, en relación al presupuesto y al enfoque político en diversas áreas, con el partido del Centro y los Liberales, dijo Löfven.

 

Vale decir, este sigue siendo un Gobierno “rojiverde”, compuesto por el partido Socialdemócrata (S) y el partido Medioambientalista (MP), pero esta vez tiene el apoyo del partido del Centro (C) y los Liberales (L).

 

Esta colaboración histórica entre S, MP, C y L tiene un motivo: impedir la influencia del partido de extrema derecha los Demócratas Suecos (SD). Y significa que estos cuatro partidos se vieron en la obligación de hacer grandes concesiones.

 

Para la Socialdemocracia resultó en un gran giro a la derecha, lo que despertó reacciones tanto dentro de las filas del partido de las rosas (S), como del sindicato, LO, su eterno aliado. 

 


Stefan Löfven, al leer su Programa de Gobierno en el Parlamento sueco. 

 

Los puntos que Löfven enumeró, uno a uno, en su Programa de Gobierno, fueron los que exigieron C y L, y que están en completo desacuerdo con las políticas de la Socialdemocracia.

 

La razón de este compromiso, según lo han explicado el premier sueco y su equipo, fue que la alternativa era aún peor: un Gobierno compuesto por los Moderados (M) y la Democracia cristiana (KD), apoyados por la extrema derecha, SD.

 

Löfven se refirió a la importancia de defender la democracia y los derechos humanos y de luchar contra el extremismo y el antisemitismo.

 

Recordó que hace 100 años atrás la cámara aprobaba el derecho a voto universal.

- La mejor forma de rendir homenaje a quienes precedieron la lucha por la democracia es continuar con su lucha, en esta nueva era.

- La democracia es fuerte en Suecia, pero nunca podemos darla por sentada. Debe ser defendida constantemente, en cada generación, en cada administración.

 

También se refirió a la joven Fadime Sahindal, quien ese mismo día, pero hace 17 años atrás, había sido asesinada por su propio padre. En lo que se denomina un “crimen de honor”.

- Quisiera poder decir que la “cultura del honor” ha sido derrotada. Pero no es así. Los esfuerzos no han sido suficientes. Debemos hacer más.

  

Otro tema recurrente fue el del medioambiente y los cambios climáticos. Este Gobierno tiene el firme propósito de ser el primer país cien por ciento libre de combustibles fósiles. Además, el impuesto a los viajes en avión se restablece, en este programa.

 

Stefan Löfven se refirió también a los temas de la sanidad, la educación, la integración, la lucha contra la criminalidad y las apuestas a las zonas rurales.

 

Para terminar, leyó la lista de los 22 ministros que conforman su gabinete.  

 


El primer ministro, Stefan Löfven, rodeado de los miembros de su gabinete, frente al edificio del Parlamento sueco. 

 

Oficina del Primer Ministro:

Primer Ministro:
Stefan Löfven (S)

Ministro sueco ante la Unión Europea:
Hans Dahlgren

 

Ministerio de Cultura

Ministra de Cultura y Democracia, con responsabilidad de Deportes:
Amanda Lind

 

Ministerio de Defensa

Ministro de Defensa:
Peter Hultqvist

 

Ministerio de Educación e Investigación

Ministra de Educación:
Anna Ekström

 

Ministra de Educación Superior e Investigación: 
Matilda Ernkrans

 

Ministerio del Trabajo

Ministra del Trabajo:
Ylva Johansson

Ministra de Igualdad de Género, responsable de la lucha contra la discriminación y la segregación:
Åsa Lindhagen

 

Ministerio de Empresas e Innovación

Ministro de Empresas:
Ibrahim Baylan

Ministra de Asuntos Rurales:
Jennie Nilsson

 

Ministerio del Medio Ambiente

Ministra del Medio Ambiente y Clima y Viceprimera Ministra:
Isabella Lövin

 

Ministerio de Hacienda (o Finanzas)

Ministra de Hacienda (o Finanzas):
Magdalena Andersson

Ministro de Mercados Financieros y Vivienda, Viceministro de Finanzas:
Per Bolund

Ministro de Administraciones Públicas:
Ardalan Shekarabi

 

Ministerio de Relaciones Exteriores

Ministra de Relaciones Exteriores:
Margot Wallström

Ministro de Cooperación para el Desarrollo:
Peter Eriksson

Ministra de Comercio Exterior, responsable de Asuntos Nórdicos:
Ann Linde

 

Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales

Ministra de Sanidad y Asuntos Sociales:
Lena Hallengren

Ministra de Seguridad Social:
Annika Strandhäll

 

Ministerio de Infraestructura (Obras Públicas)

Ministro de Infraestructura:
Tomas Eneroth

Ministro de Energía y Desarrollo Digital:
Anders Ygeman

 

Ministerio de Justicia

Ministro de Justicia y Migración:
Morgan Johansson

Ministro del Interior:
Mikael Damberg

 


Stefan Löfven rodeado de su gabinete, en la primera conferencia de prensa de su segundo mandato.  


La Ministra de Asuntos Rurales, Jennie Nilsson (S) y la Ministra de Cultura y Democracia, Amanda Lind (MP), junto al primer ministro Stefan Löfven (S).


Isabella Lövin (MP), Ministra del Medio Ambiente; Hans Dahlgren (S), Euroministro; Åsa Lindhagen, Ministra de Igualdad de Género (MP). 


Åsa Lindhagen, Ministra de Igualdad de Género; Anders Ygeman (S), Ministro de Energía y Desarrollo Digital; Mikael Damberg (S), Ministro del Interior.

 

 

About Author

Related items

  • Magdalena Andersson fue elegida Primera Ministra de Suecia – y dimitió pocas horas después

    Cien años después de que las mujeres suecas obtuvieran el derecho al sufragio, Magdalena Andersson, presidenta del partido Socialdemócrata, se convirtió en la primera mujer elegida primera ministra, en la historia de Suecia.

    A las diez de la mañana del miércoles, una emocionada lideresa recibía los aplausos en el Riksdagen. Pero, siete horas más presentaba su renuncia.  

    ¿Qué pasó?

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    El miércoles 24 de noviembre fue, tal vez, el día más extraño en la historia política de Suecia.

    Recién pasadas las diez de la mañana, Magdalena Andersson se emocionaba hasta las lágrimas, al ser elegida en el cargo de primera ministra, por el Riksdagen (Parlamento) sueco. El camino allí no había sido fácil, y le habían precedido largas negociaciones con los tres partidos claves que debieron dar su aprobación: sus aliados en la coalición rojiverde: el Partido Verde (Ecologista), que votó verde (aprobación), el Partido del Centro, que votó amarillo (se abstuvo), y el partido de Izquierda, que también se abstuvo.

    Las lágrimas de la flamante premier sueca fueron, tal vez, tanto de alivio como de orgullo. El país reconocido en todo el mundo por ser un ejemplo de equidad de género, nunca antes había tenido una primera ministra, y el tema resultaba ya embarazoso para los escandinavos, sobre todo en encuentros internacionales.

    Sin embargo, siete horas más tarde, Magdalena Andersson presentaba su renuncia al presidente del parlamento, Andreas Norlén. Y todo el mundo quedó estupefacto.

    ¿Qué había pasado?

    En realidad, no es tan extraño.

    - Para mí, se trata de respeto, no quiero liderar un gobierno donde pueda haber motivos para cuestionar su legitimidad, expresó, en la rueda de prensa en la que comunicó su dimisión.

     

    Pero vamos por parte.   

    Después de que el primer ministro Stefan Löfven repentinamente presentara su renuncia, hace dos semanas atrás, Magdalena Andersson fue elegida como su sucesora y presidenta del partido Socialdemócrata.

    Como la coalición formada por el partido Socialdemócrata y el Partido Verde es quien dirige el país desde hace siete años – y puesto que el primero es mucho más grande que el segundo – lo más lógico era que la nueva líder del partido pasara a ser la primera ministra de Suecia.

    Sin embargo, el cargo no se “heredaba”, de modo que, ante la dimisión de Löfven, nuevamente el presidente del parlamento, Andreas Norlén, realizó una serie de rondas con los líderes de los ocho partidos parlamentarios.

    Norlén estimó que Magdalena Andersson era la que más posibilidades tenía de ser elegida nueva premier sueca, y llamó a una votación en la cámara de diputados, para su aprobación.

    Debido a que Suecia aplica un “parlamentarismo negativo”, lo importante en la votación del miércoles era  que la candidata no se adjudicara 175 o más votos en su contra.

    Magdalena Andersson obtuvo exactamente lo requerido, y logró ser elegida primera ministra.

    Este viernes haría posesión de su cargo.

    No obstante, las cosas tomaron otro rumbo.

    Porque siete horas después, la misma cámara – el Riksdagen – debía votar la propuesta del presupuesto. Así lo hizo, dando como resultado que rechazó el presupuesto del gobierno y aceptó en cambio la propuesta de presupuesto de la oposición, vale decir del partido Conservador (M), del partido Democratacristiano (KD) y del partido de los Demócratas Suecos (SD).

    Lo extraño fue que el partido del Centro, con el cual Stefan Löfven había llegado al famoso acuerdo de los 73 puntos, y que había “dado el visto bueno” a Magdalena Andersson como primera ministra, esta vez no votó por el presupuesto de ella, ¡sino por el de la oposición!

    Y esto, luego de que su lideresa, Annie Lööf , había repetido hasta el cansancio que “no quiere ninguna colaboración con los Demócratas de Suecia”.  

    Pero esto no fue lo más bizarro del miércoles. Sí lo fue la actuación del partido Ecologista (Verde, MP). Su vocera declaró que “no podía aceptar el gobernar con un presupuesto de derechas, por lo tanto, se retiraba de la coalición de gobierno”.  

    (Aquí vale la pena hace la aclaración de que el gobierno de la coalición rojiverde (S+MP) de Stefan Löfven ya ha gobernado prácticamente con políticas de derecha, desde el acuerdo de los 73 puntos).

    Dado esto, a Magdalena Andersson no le quedó otra alternativa que renunciar a su tan difícilmente obtenido cargo.

    - Según la práctica, el gobierno de coalición debe dimitir, si un partido decide abandonar el gobierno. Aunque la situación parlamentaria no ha cambiado, es necesario examinarla una vez más, dijo, en rueda de prensa al informar que se había reunido con Andreas Norlén, para solicitar ser removida de sus funciones de primera ministra, las que aún no había alcanzado a asumir.

    Esta es la primera vez que algo así sucede en Suecia, el país de la moderación (lagom, ni mucho ni poco).

    Y los titulares rápidamente traspasaron las fronteras. Nuevamente Suecia era motivo de signos de interrogación. 

    ¿Quién gobierna ahora en Suecia? Se preguntaban, en tanto, los suecos.

    La respuesta es: Stefan Löfven lidera ahora, en un gobierno de transición.

     

    El presidente del parlamento, por su parte, llamó a una conferencia de prensa, este jueves. En esta, declaró que había realizado sus sondeos, y que el próximo lunes, nuevamente, el Riksdagen votaría por la candidatura de Magdalena Andersson.

    Andreas Norlén se mostró tan apacible y sosegado como de costumbre, sin embargo, debajo de su tranquila apariencia se podía atisbar un tinte de frustración.

    Expresó que “situaciones tan turbulentas como las que se desarrollaron el miércoles pueden dañar la confianza en los procesos parlamentarios del país”. Y, por primera vez y en contra de su actitud siempre tan recatada, dirigió una dura crítica al partido Verde.

    - Si sus voceros me hubieran dicho que su apoyo a la candidatura de Magdalena Andersson estaba condicionado, y que abandonarían el gobierno si ganaba la proposición de presupuesto de la derecha, entonces yo no habría llamado a la votación en la cámara, subrayó.

    La vocera del partido Verde, Märta Stenevi, inmediatamente después de las declaraciones de Norlén se mostró sorprendida de las declaraciones de éste.

    - Es triste escuchar esas críticas. Lo lamento, pero no es algo que nosotros hubiéramos deseado, dijo.

    Pero el caso es que el partido Verde – que lucha por su sobrevivencia, oscilando en el 4 por ciento requerido para tener representación en el Parlamento – se adjudicó las críticas no solo de Norlén, sino de quienes sostienen que el partido sabía que iba a abandonar a Magdalena Andersson, y que esperó que se desencadenara el caos político en el país, para comunicar su decisión.

    Resumiendo: el próximo lunes se llevará a cabo una nueva votación en el Riksdagen y Magdalena Andersson nuevamente puede ser elegida premier sueca.

    La única diferencia es que esta vez no encabezaría un gobierno de coalición, sino unipartidista de la Socialdemocracia. Sería un gobierno muy débil que tendrá que buscar apoyo en amplios sectores, para llevar a cabo su política.

    Por otra parte, no estaría sujeto a un partido que, a pesar de ser tan pequeño, tiene exigencias tan grandes. Y tendría más libertad de acción, sostienen algunos.

     


    La anterior ministra de Finanzas, actual presidenta del partido Socialdemócrata y premier sueca durante siete horas, Magdalena Andersson, quien puede ser reelegida por el Riksdagen el próximo lunes. Foto: Facebook. (La imagen está recortada).

      

  • Stefan Löfven: ”Siete años fantásticos”

    Al mediodía del miércoles el primer ministro Stefan Löfven presentó su carta de renuncia. Se la entregó personalmente al presidente del Parlamento, Andreas Norlén.

    “Han sido siete años fantásticos”, comentó Löfven, respecto a sus dos períodos en el cargo. Seguidamente, en rueda de prensa, el premier dijo que, frente a las múltiples crisis que le tocó enfrentar, actuó siempre pensando en el bien de Suecia. Y que está "orgulloso de que un chico proveniente de la clase trabajadora haya llegado a ser líder máximo del país".

     

     Por: Magazín Latino

     

    El presidente del Parlamento, Andreas Norlén, recibió hoy la carta formal en la que Stefan Löfven solicita ser destituido de su cargo como primer ministro de Suecia, y mañana mismo comienza con las rondas con los líderes de los partidos, en busca de un nuevo - o nueva - premier para el país.

    Aunque en la votación en la cámara, que probablemente se llevará a cabo el martes de la semana que viene, todo indica que Magdalena Andersson se convertirá en la primera mujer en la historia de Suecia que ocupa este puesto.  

    Andersson fue elegida presidenta del partido Socialdemócrata en el congreso que se llevó a cabo la semana pasada, y lo lógico es que asuma como primera ministra, ante la renuncia de Löfven.

    Sin embargo, no todo está zanjado. Pero poco a poco se han ido eliminando los obstáculos que han sido motivo de negociaciones entre los partidos del Centro, de la Izquierda y del Medioambiente. Como se sabe, para que Magdalena Andersson sea aceptada como lideresa del país, necesita del apoyo de estos, de cara a la votación en el Parlamento.

    Y las cifras som tan estrechas (174 - 174), que un/a solo diputado/a que se abstenga de votar podría aventurar la elección de Andersson. Esta vez no se aceptarán "descolgados/as", o que alguno de los diputados o diputadas se retrase u oprima el botón equivocado. 

     


    El bloque de derecha e izquierda tienen la misma cantidad de votos: 174. Si Magdalena Andersson obtiene 175 votos en su contra, es rechazada por el Parlamento. Foto: Gráfico TV4.se. 

    Hoy al menos el partido Verde y del Centro se mostraron satisfechos de los acuerdos sobre zonas costeras y propiedad de bosques. La presidenta del partido del Centro, Annie Lööf, había puesto claras exigencias respecto a estos puntos, para poder dar su aprobación a la candidatura de Magdalena Andersson como primera ministra.

    - Toleramos a Magdalena Andersson como primera ministra, debido a que el gobierno ha cumplido con el acuerdo sobre importantes y centrales reformas para las zonas rurales, comunicó a la prensa.

    No obstante, el hecho de que el partido del Centro acepte a Magdalena Andersson, no significa que apoye la propuesta de presupuesto, que la futura premier sueca presentará a comienzos de diciembre.

    - Cuando veamos las alternativas que hay sobre la mesa, tomaremos las decisiones frente a la votación sobre el presupuesto, dijo Lööf.

     


    La lideresa del partido de Izquierda, Nooshi Dadgostar. Foto: Pantallazo TV4Play.

     

    Por su parte, la presidenta del partido de Izquierda, Nooshi Dadgostar, ha expresado que espera conversar con Magdalena Andersson, para lograr llegar a un acuerdo que satisfaga a ambas, antes de dar a conocer cómo votará su partido.

    Dadgostar ha mostrado tener un tono más duro que su predecesor, Jonas Sjöstedt, y no aceptará que la coalición rojiverde sea excluida de todas las negociaciones gubernamentales, tal cual lo exigiera el partido del Centro, anteriormente.

    Al parecer Nooshi Dadgostar no tolerará ser tratada como “un felpudo”, mote que se ganara Sjöstedt debido a las concesiones que hizo a Stefan Löfven, cuando el partido aceptara a Löfven como primer ministro. 

    En tanto, Magdalena Andersson ha dicho que tiene buenas relaciones con Dadgostar y que está dispuesta a conversar con ella.

    También dijo que la lideresa del partido de Izquierda tiene dos posibilidades: la acepta a ella, o acepta al presidente de los conservadores, Ulf Kristersson. Agregó que si optaba por él, Suecia tendría "el gobierno más conservador de la historia".

     


    El primer ministro de Suecia, Stefan Löfven, presentó su dimisión este miércoles al mediodía. Foto: Pantallazo Svt.se.

  • Magdalena Andersson: El Partido de Izquierda puede elegir entre Kristersson y yo

    Esta semana, la presidenta del Partido de Izquierda, Nooshi Dadgostar, declaró que se requieren nuevas negociaciones para apoyar a Magdalena Andersson como nueva primera ministra. Ahora responde Andersson.

    - O me acepta como primera ministra, o acepta a Ulf Kristersson, dice Magdalena Andersson en una entrevista con SVT Forum el sábado.

     

     Fuente: SVT. 6 de noviembre de 2021

     

    El Partido de Izquierda declaró a principios de esta semana que los socialdemócratas deben ofrecerles algo si quieren que Magdalena Andersson sea votada como primera ministra. Pero cuando se le pregunta a la nueva líder de la Socialdemocracia, ella no parece estar muy preocupada.

    - Han pasado solo 17 semanas desde que el Partido de Izquierda aceptó a un primer ministro socialdemócrata, y la distribución de escaños sigue siendo la misma, dice Magdalena Andersson, en entrevista con SVT Forum.

    - El Partido de Izquierda tiene dos alternativas. O me aceptan como primera ministra, o aceptan a Ulf Kristersson, quien entonces lideraría el gobierno más conservador que jamás haya tenido Suecia.

     

    Las - un problema

    Al mismo tiempo, Magdalena Andersson dice que, por supuesto, hablará con Dadgostar. Sin embargo, mantiene su posición frente a la gran disputa entre el Partido Socialdemócrata y el Partido de Izquierda: la Ley de Protección del Empleo, Las.

    El Partido de Izquierda ha exigido anteriormente que los cambios previstos en Las se pospongan hasta el próximo mandato, a lo que Stefan Löfven se ha negado.

    Y Magdalena Andersson parece estar en la misma línea.

    - Ahí las partes tienen un acuerdo, y hay un apoyo muy amplio en el Riksdag. Yo considero que esto se hará realidad ya sea conmigo como primera ministra, o con Ulf Kristersson como primer ministro.

     

    Incierto apoyo del Partido del Centro

    Además del apoyo del Partido de Izquierda en la próxima votación de primer ministro de Suecia, Magdalena Andersson necesita el apoyo del Partido del Centro, que también ha presentado demandas para seguir apoyando al gobierno de la Socialdemocracia y del Partido Verde.  

    Se trata, entre otras demandas, de la protección de zonas costeras - y tampoco en este tema han logrado llegar a un acuerdo. 

     


    "Por supuesto que llamaré a Nooshi Dadgostar" - Magdalena Andersson (S) sobre la colaboración con el Partido de Izquierda. Foto: Pantallazo Svt.se.

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español