Domingo, 13 Junio 2021 | Login
Irene Molina: “El dejar los alquileres en manos del libre mercado ocasiona un sufrimiento humano indigno” Irene Molina, profesora de geografía humana en el Instituto de Vivienda e Investigación Urbana (IBF) de la Universidad de Uppsala. Foto: Arbetaren.se.

Irene Molina: “El dejar los alquileres en manos del libre mercado ocasiona un sufrimiento humano indigno”

La semana pasada el gobierno presentó la controvertida propuesta sobre alquileres regulados por el mercado, un tema que ha divido a la Socialdemocracia, que ahora parece haber llegado a un consenso con sus socios, el partido del Centro y los Liberales.

En esta entrevista con el diario Arbetaren, la catedrática de la Universidad de Uppsala, Irene Molina, explica que “una política de este tipo conduciría a más segregación, más desalojos, más personas sin hogar, más hacinamiento, exclusión social y discriminación étnica”.  

 

 Fuente: Arbetaren. 26 de mayo de 2021. Traducción: Magazín Latino

 

La investigación sobre alquileres regulados por el mercado, en construcciones nuevas, presentará sus propuestas para nuevas normas dentro de una semana. [Se llevó a cabo el 5 de junio]. Pero basándose en lo que desde ya se sabe, la catedrática Irene Molina advierte sobre el riesgo de una mayor segregación y diferencias de clase, a largo plazo. Según ella, los efectos de un alza del alquiler también afectará los alquileres de las viviendas más antiguas.

Si se introduce una propuesta en línea con lo que ha surgido ahora de la investigación del gobierno sobre alquileres regulados por el mercado, en construcciones nuevas, Suecia dará un paso hacia un "sufrimiento humano indigno". Así es como Irene Molina, profesora de geografía humana en el Instituto de Vivienda e Investigación Urbana (IBF) de la Universidad de Uppsala, describe el rumbo hacia alquileres regulados por el mercado que ella ve que está tomando Suecia.

“No se me ocurre ni un solo ejemplo en todo el mundo en el que los alquileres regulados por el mercado pudiesen influir en el derecho a la vivienda en sentido positivo. Al contrario, una política de este tipo conduciría, rápida e inequívocamente a más segregación, más desalojos, más personas sin hogar, más hacinamiento, exclusión social y discriminación étnica”, escribe ella al diario Arbetaren en una entrevista por correo electrónico.

La próxima propuesta del gobierno sobre alquileres de libre mercado ha generado un gran debate incluso antes de que la investigación presente su propuesta, el lunes. La reforma prevista, que es consecuencia del acuerdo de enero entre el gobierno, los Liberales y el Partido del Centro, dará a los dueños de las viviendas la oportunidad de decidir el alquiler ellos mismos.

Según la regulación actual, los propietarios están obligados a negociar con la asociación de inquilinos antes de aumentar los alquileres. Pero de acuerdo con las directivas del gobierno a la investigación, un nuevo sistema brindará la oportunidad de optar por no participar en ese proceso cuando se trate de viviendas nuevas. Según información de Dagens Nyheter, un arrendador debe poder justificar el aumento, pero una justificación aprobada es que la zona se haya puesto más atractiva.

Irene Molina critica abiertamente los fundamentos de la próxima propuesta de la investigación y dice que espera que nunca se convierta en realidad. Actualmente se encuentra en Los Ángeles, EE. UU., y ella ve esta ciudad como un ejemplo disuasivo de las consecuencias de un "mercado inmobiliario liberalizado".

“A la larga, esto puede llevar a que las personas que no tienen recursos económicos tengan que mudarse, vale decir, un modo de reubicación forzosa o de expulsión. También llamamos esto desalojo por renovación. El aumento de la segregación es además una consecuencia bastante segura, porque una vez que la ubicación comience a jugar un rol, la gentrificación acelerará las áreas calificadas como atractivas en la ciudad”, escribe Irene Molina.

 

Las directivas del gobierno y la próxima propuesta de la investigación solo aplican a los departamentos recién construidos. Pero según Irene Molina, hay grandes razones para temer que los aumentos del alquiler también afecten a viviendas más antiguas. Ella dice que se puede apreciar que los cambios anteriores en las regulaciones han tenido ese efecto, pero que la obligación de negociar con la asociación de inquilinos hasta ahora ha impedido que los niveles de alquileres se disparen. Pero incluso ahora, los propietarios a menudo tienen derecho a alzas superiores a las que ha acordado la asociación de inquilinos.

 

“Si se elimina esta premisa, el propietario puede argumentar a su gusto por un alquiler verdaderamente alto, por ejemplo, sosteniendo que el inmueble tiene una ubicación privilegiada. Hemos visto anteriormente que las nuevas prácticas, y más aún cuando están respaldadas por una nueva ley o reglamento, afectan los niveles de alquiler incluso en las zonas más antiguas, a través de renovaciones con aumentos de alquiler injustificados. Un problema que vemos allí es que en situaciones similares, la comisión estatal de mediación de alquileres (hyresnämnden) dirime en más del 90% de los casos a favor del propietario ”, escribe la catedrática.

 

Ella ve segregación y diferencias de clase como una consecuencia evidente de una propuesta en línea con las directivas del gobierno.

 

“Esta propuesta, naturalmente, otorga más poder sobre el mercado de la vivienda a los propietarios tanto nacionales como transnacionales, como por ejemplo Hembla en Estocolmo, que ha atraído mucha atención por la forma en que mal administran las propiedades donde se establecen. Por el lado del consumidor, serán los de altos ingresos los accedan a viviendas, en tanto que para los pobres las nuevas no están disponibles”, escribe Irene Molina.

 

De acuerdo con las directrices de la investigación, el investigador, el magistrado Kazimir Åberg, debe presentar una propuesta al gobierno el 31 de mayo. El gobierno escribe en las pautas que el objetivo es que un proyecto de ley basado en las propuestas se presente a votación en el Riksdag a principios de 2022 y pueda entrar en vigor más tarde durante el mismo año.

 


Irene Molina, profesora de geografía humana en el Instituto de Vivienda e Investigación Urbana (IBF) de la Universidad de Uppsala. Foto: Arbetaren.se.

About Author

Related items

  • Para recordar Ådalen de 1931 – de verdad

    Hoy se cumplen 90 años desde que los militares mataron a tiros a cinco trabajadores, durante una marcha de protesta en Ådalen, el 14 de mayo de 193. El suceso quedó para siempre marcado en la conciencia colectiva del movimiento obrero sueco.

    A continuación, un artículo publicado en el diario Arbetaren (El trabajador).

     

     Fuente: Arbetaren. Toivo Jokkala. 13 de mayo de 2016 Traducción: Magazín Latino

     

    Aquí descansa un trabajador sueco

    abatido en tiempos de paz.

    Desarmado, indefenso.

    Fusilado por balas desconocidas.

    Su crimen fue el hambre.

    No lo olvides nunca.  (Erik Blomberg)

     

    Para recordar Ådalen de 1931 – de verdad

    Sin duda, los acontecimientos de Ådalen de hace 85 [ahora 90] años pertenecen a una época diferente y, en muchos sentidos, más oscura. Pero con la iconización y petrificación de los eventos de Ådalen, tendemos a olvidar aspectos importantes relacionados con el tiempo en el que estamos viviendo.

    El sábado 14 de mayo, se cumplen 85 años [ahora 90] desde que el ejército sueco abrió fuego contra una marcha de protesta en Lunde, en Ådalen, Ångermanland. Cinco trabajadores de entre 19 y 35 años fueron asesinados.

    Al igual que otros eventos profundamente simbólicos, aquí el símbolo finalmente se ha vuelto más conocido que el curso de los mismos eventos. "Ådalen", a menudo resumido como lo que sucedió allí en mayo de 1931 en esta sola palabra - significa en la conciencia general del movimiento obrero la culminación y el punto final de la dominación de la clase insurgente, la violencia estatal y la injerencia militar en asuntos civiles. "Ådalen", ese fue el momento en que dispararon a los trabajadores.

    El proceso, por muchos vagamente conocido fue, en sus principales características, este:

    En la primavera de 1931, trabajadores de Ådalen se declararon en huelga de apoyo con los trabajadores de un aserradero de Hälsingland, a quienes se les había reducido el salario. Los negociantes de mano de obra respondieron contratando rompedores de huelgas. La sección local del Sindicato de Trabajadores del Transporte convocó a una reunión sindical en Kramfors, donde se decidió que todos los trabajadores realizarían una huelga general local hasta que se retirara a los que rompieron la huelga.

    Antes de que finalizara la reunión, muchos de los que se habían convocado, entre 3.000 y 6.000 personas, comenzaron a marchar hacia el pueblo de Lunde, donde estaban apostados los rompehuelgas. En Lunde, fueron recibidos por un oficial militar de Sollefteå, que hizo disparos de advertencia al suelo.

    Cuando se percutaron los disparos, la multitud se amontonó, ante la presión de los que estaban detrás, a lo que los soldados respondieron disparando directamente contra la multitud. Cinco personas cayeron, y si Tore Alespong - entonces apellidado Andersson - quien era el trompetista en el tren de demostración, no hubiera tocado espontáneamente la señal de cese el fuego, la tragedia probablemente habría sido aún mayor.

    “Justo a mi lado, a solo un brazo de distancia, la joven Eira Söderberg cayó al suelo sangrando, mientras las salvas seguían. Entonces me di cuenta intuitivamente de la posibilidad de tocar el alto el fuego ", dijo Tore Alespong en un reportaje en el noticiero de SVT Aktuellt, en 1991. (De más está decir que Alespong fue sometido a juicio por usurpación arbitraria de tropas militares, pero fue absuelto).

    Los eventos de Ådalen han sido canonizados por el posterior partido oficialista Socialdemócrata como un monumento a la era oscura de la que el partido sacó al país. Por tanto, puede ser valioso recordar que tanto la LO (Sindicato de Trabajadores) como los socialdemócratas estaban profundamente divididos en sus opiniones sobre lo que sucedió posteriormente. Sobre todo, en muchos lugares había una gran necesidad de distanciarse de las protestas de los trabajadores y definirlas como algo que tenía que ver principalmente con los comunistas y sindicalistas.

    "Me atrevo a recalcar que todo el activismo comunista, y toda esta forma de explotar los sentimientos de indignación, significa que, cuando se buscan responsables, hay que poner a los comunistas del lado de los empresarios y los rompehuelgas de los transportistas", dijo, por ejemplo, el futuro socialdemócrata padre de la patria Per Albin Hansson, en la segunda cámara del Riksdag (Parlamento) el día después de los disparos.

    Los militares implicados fueron absueltos en la más alta instancia, a excepción de tres días de arresto para uno de ellos (varios trabajadores recibieron penas de prisión), pero la Comisión Ådalen concluyó después que era inapropiado utilizar personal militar en disturbios, y después de esto nunca se han desplegado militares en situaciones semejantes en Suecia. Otra consecuencia de los hechos fue que en el país obtuvimos una policía estatal unificada.

    Sin lugar a dudas, los acontecimientos de Ådalen pertenecen a una época diferente y, en muchos sentidos, más oscura. Los trabajadores de la Suecia actual rara vez viven en las condiciones de extrema pobreza en que vivían en el momento de los tiroteos en Ådalen, la sociedad es en muchos sentidos menos autoritaria y la gente común tiene más canales para hacer oír su voz en la sociedad. 

    Pero con la iconización y petrificación de los eventos de Ådalen, tendemos a olvidar aspectos importantes relacionados con el tiempo en que nosotros mismos vivimos.

    Los trabajadores que se manifestaban tenían una misión: detener la ruptura organizada de huelgas que amenazaba su lucha por la justicia social. Incluso hoy en día, los empleadores buscan enfrentar a los trabajadores entre sí, con la diferencia de que ahora también están tratando de hacer que el concepto de romper la huelga caiga en el olvido, como hemos visto ejemplos movimiento de negociaciones colectivas.

    Los militares en Ådalen podían usar la fuerza letal sin ningún castigo, o con muy poco. Lamentablemente, la policía estatal, que hoy desempeña el papel de militares que actúan de forma civil, en la mayoría de los casos también tiene el privilegio de poder matar sin condena, como hemos informado repetidamente en Arbetaren. La sociedad se ha vuelto más abierta e igualitaria de lo que era en 1931, pero los más débiles de la sociedad todavía se encuentran, en situaciones extremas, en desventaja mortal, en comparación con los uniformados.  

    Entonces, como ahora, muchas fuerzas "progresistas" establecidas también tenían una calibración básica que implicaba distanciarse inmediatamente de conflictos sociales que se sospechaba podían salpicarlos negativamente. Lo que hizo que la narrativa de Ådalen cambiara de apariencia no fue el palpitante corazón de la dirección del partido socialdemócrata, sino una masiva opinión popular que exigía justicia.

    Toivo Jokkala

     


    Imagen de la marcha de protesta tomada poco antes de las 15.00 horas del 14 de mayo de 1931. Unos minutos más tarde, los militares habían matado a tiros a cinco personas y otras tantas habían resultado heridas. Foto: TT. (La imagen está recortada).


    El diario Svenska Dagbladet describía los acontecimientos en Ådalen con el titular: "Sangrientos disturbios en Ådalen. Los militares se ven en la obligación de abrir fuego. Cinco personas son abatidas." Y como subtítulo: "Los primeros disparos desde la masa. Despiadada propaganda de bloqueo termina en espantoso terror. Miles de personas contra un puñado de soldados".

     

  • Löfven sostiene que la estrategia es la correcta en tanto que la oposición exige que “actúe o renuncie”

    El asalto al Capitolio, en EE. UU. y la estrategia sueca frente a la pandemia fueron puntos recurrentes en el primer debate político del año, este miércoles, en el parlamento.

    El primer ministro recibió críticas por el manejo de la pandemia del coronavirus, tanto desde la izquierda como de la derecha. "Si el gobierno no tiene el valor de actuar, que dimita", dijo la líder socialdemócrata, Ebba Bush.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Más encendido que de costumbre fue el primer debate en el parlamento sueco, Riksdagen, este miércoles, que dio inicio al 2021. Un año marcado por la crisis sanitaria del coronavirus, cuando Suecia enfrenta las peores cifras dentro de los países nórdicos y está entre los países más castigados por la pandemia.

     

    Y la paz y el consenso que reinó el año pasado, a comienzos de la pandemia, comienza a diluirse. En sus discursos, los líderes de los partidos conservativo (M), Democratacristiano (KD), y Demócratas de Suecia (SD), criticaron a Stefan Löfven por la responsabilidad que le cabe al gobierno sobre la gestión frente al coronavirus y la propagación de la infección.

     

    El premier sueco, por su parte, se refirió en su discurso a los sucesos en EE. UU. y a los peligros del populismo.  Peligro de la polarización de la sociedad, el populismo y el extremismo.

    - Europa y Suecia deben aprender de esto. Aquí también están los que quieren cerrar nuestras sociedades abiertas. Suecia no es, por supuesto, Estados Unidos, pero ninguna democracia es sólida para siempre, dijo, con un guiño a los Demócratas de Suecia, su líder, Jimmie Åkesson, ha sido un admirador de Trump, y su partido lo nominó para el Nobel de la Paz.

     

    Su propuesta para responder a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus es mantener un consenso con el resto de los partidos de no hacer recortes en los impuestos municipales, que los municipios utilicen el dinero asignado para el cuidado a los ancianos en forma responsable y que disminuyan las privatizaciones de las residencias de ancianos durante la crisis.

     

    Kristersson : “El gobierno debe dar un paso adelante o hacerse a un lado”

     

    El líder del partido conservador (Moderados, M), Ulf Kristersson, por su parte, quiere cambios en el manejo de la pandemia, debido a la alta cifra de fallecidos.

    - Ahora la estrategia sueca debe cambiar. La propagación de la infección no se detiene con un tono serio en conferencias de prensa. Y no mejora cuando quienes predican no dan el ejemplo. Es inconcebible que nadie en el gobierno supiera que el jefe de la Agencia Sueca de contingencia abandonó el país en medio de la crisis. En otro país habría tenido consecuencias para más personas que el jefe viajero.

     

    Kristersson se refirió además al hecho de que Suecia, siendo uno de los países más digitalizados del mundo es uno de los cuatro únicos países de la UE que no utilizan aplicaciones digitales para el seguimiento de infecciones.

    - Se podrían utilizar certificados de vacunas para comenzar a abrir la sociedad. ¡Hay que pensar de forma más amplia! Con cada semana que pasa, el precio humano y económico aumenta aún más. El gobierno debe dar un paso adelante o hacerse a un lado.

     

    Para Isabella Lövin, vocera del Partido Verde, fue este su último debate en el Parlamento, puesto que se retira de la política. En su discurso final se refirió a la importancia de atender los temas del medio ambiente, con el fin de evitar la próxima catástrofe global. También hizo hincapié en la importancia de defender la democracia que ha sido cuestionada y en lo valioso del voto de cada ciudadano.

    - Nosotros en esta Cámara somos quienes debemos demostrar que la democracia es la única forma de construir una sociedad sostenible y resistente que se mantenga unida. Estoy profundamente agradecida de todos aquellos que han estado al frente de esta pandemia y han salvado vidas. Ellos/as han asegurado que nuestra sociedad siga funcionando, dijo.

     

    Quiso recordar una frase que hace años vio en un museo, en Sarajevo, sobre la guerra en Bosnia: “Lo único que se requiere para que el mal prevalezca es que la gente buena no haga nada”.

     

     

    Dadgostar: El personal de las residencias de ancianos quedó desamparado

     

    La nueva líder del Partido de Izquierda, Nooshi Dadgostar, en cambio, hacía su debut en los debates en la Cámara. Al igual que sus colegas, se refirió a la pandemia, a las pésimas cifras que deja la pandemia en Suecia y a los esfuerzo de los cuidadores de ancianos y el personal de la salud.

    - El personal sanitario ha realizado enormes esfuerzos para prevenir la propagación de la infección. El personal médico ha trabajado 60 horas a la semana sin poder tomar vacaciones. Ha quedado claro que Suecia es el país con el menor número de camas disponibles dentro de la Unión Europea. Un sistema de salud ya falto de personal y debilitado ha tenido que soportar el dolor y la frustración de la gente este año.

     

    Al igual que los partidos de la derecha, criticó también la gestión del gobierno frente al coronavirus:

    - Antes de Navidad, la Comisión Corona, designada por el mismo gobierno, dio a conocer sus conclusiones. Dirigió críticas devastadoras al gobierno. Lo que se describe es un escándalo sanitario. Tres de cada cuatro personas fallecidas ha tenido relación con el cuidado a personas mayores. La comisión observa que la atención a los ancianos no estaba equipada para una pandemia, y que a los empleados se los dejó solos, para hacer frente a la situación de crisis.

     

    La joven líder – que asumió la presidencia del Partido de Izquierda luego de que Jonas Sjöstedt presentara su renuncia - dijo que “alguien era responsable de esto y espera que se hagan cargo”.

    - Muchos han perdido seres queridos durante este año pandémico. Merecen respuestas. Stefan Löfven necesita aclarar quién es el responsable del desastre en lo que se refiere al cuidado de los ancianos. Debemos asegurarnos de que esto nunca más vuelva a pasar.

     

    La líder de la Democracia Cristiana, Ebba Bush, por su parte, había sido la primera en criticar al gobierno, en un debate en la televisión, antes del verano pasado, y luego de las malas cifras frente a la pandemia. En el debate en el parlamento continuó su crítica diciendo que en la actualidad “más personas mueren en Suecia por semana que en Noruega durante toda la pandemia. Al mismo tiempo, que la atención médica está al límite”.

    - ¿Por qué Suecia se ha visto tan afectada? La Comisión Corona ha respondido: No es posible proteger a los grupos de riesgo y al mismo tiempo tener una alta propagación de la infección en la sociedad. Muchos se opusieron enérgicamente cuando afirmé que el gobierno, durante la primavera, deliberadamente permitió una gran propagación de la infección en la sociedad. Esa crítica probablemente ahora se les ha quedado atascada en la garganta.

     

    Ebba Bush reprochó al gobierno el no querer cambiar la estrategia al ver lo resultados.  “¿Por qué se quedaron quietos, en lugar de adaptarse y cambiar? Al final, todo se reduce a falta de liderazgo. Querían agacharse. Querían delegar”. Y agregó:

    - ¿Qué hay en el agua en Sveavägen 68 [la sede del partido] que hace que los líderes socialdemócratas prefieran aceptar errores pero sin admitirlos, incluso cuando los errores son completamente obvios para todo el mundo? ¿Que prefieran esquivar a cambiar, incluso cuando cuesta vidas?, se preguntó.

     

    Una de sus declaraciones al vespertino Aftonbladet provocó una discusión, al día siguiente. “Sólo esta semana, tenemos más muertes de las que Noruega ha tenido a lo largo de la pandemia. Atrévete a sacar conclusiones, atrévete a admitir los errores”, dijo, dirigiéndose al gobierno. Según ella, las altas cifras de mortalidad deberían llevar a una autocrítica de parte de Stefan Löfven. “Si no tiene el valor entonces debería renunciar y dejar que otra persona asuma la responsabilidad de sacar a Suecia de la crisis”, subrayó.

    Sus afirmaciones sobre que la oposición sabía con certeza cuál era la estrategia por la que apostaba el gobierno causaron un cierto revuelo en las redes sociales y medios nacionales. 

    - La primavera pasada, dije que intencionalmente se ha permitido un mayor grado de contagio. Ahora además tenemos autoridades internacionales que me han dado la razón en esa crítica. Hemos estado en reuniones con el primer ministro, con los jefes de las entidades, quienes presentaron argumentos sobre las ventajas de que Suecia tuviera un mayor grado de contagio, obtendríamos inmunidad más rápido que otros países. Y esto ha resultado ser un grave error. Deberían atreverse a admitirlo.

    No tardó en llegar la respuesta del ex líder de la Izquierda, Jonas Sjöstedt, quien dijo que “esa no era su percepción” de lo que se dijo en las reuniones. El vocero del partido del Centro se unió a su crítica, en tanto que el conservador Ulf Kristersson y el partido Demócratas Suecos, Jimmie Åkesson le dieron la razón.

    El caso es que se podría dirimir rápidamente, si las actas o anotaciones de las reuniones se hicieran públicas.

    La pregunta es si algún político lo va a exigir.

     


    Stefan Löfven, primer ministro y líder de la Socialdemocracia. Jimmie Åkesson presidente de Demócratas de Suecia, en el primer debate parlamentario del 2021. Foto: Nsk.se. 

     

     

  • Stefan Löfven presentó sus nuevas ministras

     

    En el marco de la apertura del Parlamento, el primer ministro Stefan Löfven presentó este martes a tres nuevas secretarias de Estado. Ann Linde sucede en el cargo a Margot Wallström, y asume como Ministra de Exteriores. Eva Nordmark asume en la cartera de Trabajo, sucediendo a Ylva Johansson, y Anna Hallberg es la nueva Ministra de Comercio.

    A las dos de la tarde y con la pompa habitual, el rey Carlos Gustavo dio por inaugurado un nuevo año parlamentario, ante los 349 diputados representantes de los ocho partidos.

     

     Por: Magazín Latino 

     

    Este martes por la mañana se llevó a cabo la ceremonia de apertura del Parlamento sueco. Como siempre en medio de gran pompa y con la presencia de la familia real.

     

    A las 11:00 de la mañana, y como es habitual cada año, el presidente del parlamento, Andreas Norlén, “pasó lista” en la cámara, para asegurarse de que todos los diputados estaban presentes.

     

    A las 12:20 comenzó el tedeum en la catedral, luego de que los prominentes invitados tomaran lugar. Los últimos en llegar fue la familia real, el rey Carl XVI Gustaf, la reina Silvia, la princesa Victoria con su esposo, el príncipe Daniel, y el príncipe Carl Philip y su esposa, la princesa Sofia.

     

    En la ceremonia en el parlamento, que se inició a las dos de la tarde, el rey Carl XVI Gustaf destacó los 100 años del derecho al voto en Suecia y subrayó la necesidad de que los diputados actúen cuerdamente y por el bien del país.

     

    - Las decisiones que toman ellos/as nos afectan a todos y son los hilos del tejido que comprende nuestro futuro, dijo el rey, deseándoles a los representantes del pueblo “fuerza, valentía y sabiduría”, en su importante labor.

     

     

     

    NOTA EN DESARROLLO

          

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español